LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
EN ES

Sonidos de Esperanza celebrará su primer concierto en el Teatro Presidente

La entrada el recital es gratis. Además, el Ministerio de Cultura reitera que se siguen aplicando los protocolos de bioseguridad, como el uso permanente de la mascarilla.

El Ministerio de Cultura invita al concierto de lanzamiento del coro de manos Sonidos de Esperanza, que tendrá lugar en el Teatro Presidente este 15 de diciembre.

El concierto, que se llevará a cabo a las 6:00 p. m., será interpretado por niños y jóvenes sordos junto con otros ensambles del Sistema de Coros y Orquestas Juveniles (SCOJ), de la Dirección Nacional de Formación en Artes.

Durante el concierto, el coro de manos se unirá a la orquesta y coros del Sistema de Coros y Orquestas Juveniles. Habrá combinación gestos y Lenguaje de Señas Salvadoreño (LESSA) para interpretar villancicos y obras como “Oda a la alegría”.

Además, en este concierto se utilizará la primera partitura inclusiva en la historia de El Salvador.

El Departamento de Creación Musical del Sistema de Coros preparó un arreglo musical de la canción “Noche de paz”, específicamente para este coro y el resto de ensambles (coros y orquestas del SCOJ), el cual utiliza estas nuevas partituras como un inicio a la inclusión de LESSA en la lectoescritura musical.

“En este concierto se complementará al coro de manos con miembros de las orquestas de San Salvador, Santa Ana y San Vicente, así como por cantantes de otros ensambles del Sistema de Coros y Orquestas Juveniles (Coro Infantil, Coro Juvenil y Coro Patrimonial), con el fin de hacer la experiencia incluyente, además de inclusiva”, explicó Priscila Steller, coordinadora del Módulo de Proyección Social del Sistema de Coros y Orquestas Juveniles.

Sonidos de Esperanza es un proyecto inclusivo: un ensamble musical que pertenece al Módulo de Proyección Social del Sistema de Coros y Orquestas Juveniles (SCOJ), integrado por personas con discapacidad auditiva menores de 25 años de edad, que combinan gestos y LESSA.

Actualmente, cuenta con 10 participantes entre los 8 y 25 años de edad, y la proyección para el próximo año es de ampliar el rango de edades, así como el número de participantes, aseguró Steller.

“Durante los ensayos, se desarrollan clases de expresión corporal, desarrollo sensorial rítmico a través de instrumentos de percusión y movimientos, desplazamiento para desarrollar el ritmo interno y  trabajo en colectivo del mismo tiempo musical, así como la coordinación en equipo como un solo gesto, ‘escuchando’ la música con su cuerpo. Asimismo, se trabaja la adaptación del repertorio coral usando la gramática LESSA, y se realizan ensayos y presentaciones junto a los otros conjuntos del SCOJ”, puntualizó.

Los participantes provienen de diferentes zonas de la capital y  sus alrededores. Para el 2022, se pretende ampliar las áreas de cobertura y hacer accesible el proyecto a toda la población.