LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
EN ES

Homenajean a César Menéndez en la Sala Nacional de Exposiciones Salarrué

La muestra estará abierta al público hasta el 16 de enero de 2022. La entrada es gratuita.

El Ministerio de Cultura a través de la Dirección Nacional de Museos y Salas de Exposición inauguró el IX Salón Internacional del Arte Abstracto en homenaje a César Menéndez, este 16 de diciembre, en la Sala Nacional de Exposiciones Salarrué, ubicada al interior del parque Cuscatlán.

“Hoy nos convoca un homenaje especial al maestro César Menéndez, un pilar fundamental para la plástica salvadoreña y quien en vida se ha consagrado como el mejor creador del arte visual de nuestro país, y en esta exposición nos presenta seis de sus más recientes obras”, dijo el viceministro de Cultura, Eric Doradea.

Maestro César Menéndez.

En un discurso muy emotivo, el homenajeado expresó: “Seguiré pintando hasta morir, siempre pensando en mi país, ser un embajador de mi país a todo orgullo, a toda honra, y recibo este premio pensando en las palabras de un gran pintor nacional, don José María Vides, cuando le dieron el Premio Nacional de Cultura, que cuando se lo comunicaron él dijo: ‘Me hizo sentir muy pequeño’. Gracias”, dijo Menéndez.

La exposición incluye obras de más de sesenta artistas abstractos: pinturas y esculturas de autores de Alemania, Argentina, Bulgaria, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Puerto Rico y artistas salvadoreños.

“El IX Salón del Arte Abstracto reúne a reconocidos artistas dedicados a la representación de una realidad única, subjetiva e incluso surrealista”, afirmó la Dra. Astrid Bahamond, curadora de la muestra y directora nacional de Museos y Salas de Exposición.

La especialista agregó: “Muestran la vida mediante composiciones en las que destacan preceptos estéticos como geometrización, texturas, luz, sombra, amorfia, tridimensionalidad, cuadrimensionalidad, experimentación, espontaneidad e intensividad cromática a través de obras pictóricas, escultóricas y muralísticas que nos incitan a contemplar una nueva realidad, evocando las más fuertes emociones”.

“Es realmente un privilegio estar en la Sala Nacional de Exposiciones Salarrué; nos sentimos muy orgullosos de estar en la sala más prestigiosa de El Salvador”, dijo Salvador de la Mancha, artista fundador del Salón Internacional del Arte Abstracto, quien expone dos obras de su autoría, una escultura y la pintura que lleva como título: “Libertad del torogoz, homenaje a César Menéndez”.

Como parte de la ceremonia, se premió al artista ganador del IX Salón Internacional del Arte Abstracto, Alex Donado, con su obra “Enjambre”, que según el dictamen del jurado calificador fue reconocida por el dominio de la composición, color y mezcla de técnica.

Sobre el homenajeado

César Menéndez nació en la ciudad de Sonsonate, en 1954, y es un uno de los destacados estudiantes del Centro Nacional de Artes (CENAR), donde se formó entre los años 1971 y 1974.

Fue desde los años 70 que su visión particular del entorno llamó la atención y su obra fue incorporada en la Galería Forma, de la también artista Julia Díaz.

En 1979, ganó el Primer Premio de Pintura Xerox de Centroamérica y Panamá, y comenzó a exhibir en el país y la región.

En 1981 fue becado por el Patronato Pro-Cultura de El Salvador para estudiar pintura y grabado en el Art Student League de Nueva York, ciudad en donde permaneció por tres años y fue una fuente vital donde se nutrió de grandes referentes del arte. Fue a mediados de los años ochenta cuando regresó al país, donde sigue produciendo de forma incansable en su fantástico taller, en un rincón de Armenia.

Menéndez ha participado en más de 100 exhibiciones individuales y colectivas en diferentes ciudades del mundo. Sus cuadros han sido mostrados en Guatemala, San José, Ciudad de Panamá, en el Distrito Federal mexicano, La Habana, Bogotá, Buenos Aires, Cuenca, Nueva York, Miami, Long Beach, Washington D.C., Madrid y Roma. Por eso y más, su incorporación IX Salón Internacional de lo Abstracto y albergar estas piezas en la Sala Nacional de Exposiciones Salarrué es un homenaje merecido.