LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
EN ES

Teatro de Santa Ana cumplirá 39 años de ser Monumento Nacional

La primera piedra del teatro santaneco se colocó en 1902. Ocho años más tarde, la edificación fue inaugurada. Entre 1987 y 2005, se llevó a cabo un proceso de restauración. El teatro está ubicado en el centro histórico de la Ciudad Morena.

La Dirección de Registro de Bienes Culturales conmemora la declaratoria del Teatro Nacional de Santa Ana como Monumento Nacional, otorgada por medio del Decreto Legislativo n.° 88, con fecha 14 de octubre de 1982.

La edificación del teatro fue encargada a inicios del siglo XX, por la Junta de Fomento de la ciudad de Santa Ana, establecida en 1889, con el objeto de llevar a cabo obras públicas de reconocida utilidad.

Los planos del proyecto original del teatro fueron elaborados por el  Ing. Domingo Call; la construcción  fue hecha por la Sociedad Constructora Occidental; los decorados y el mobiliario por la empresa Durini y Molinari; y el telón fue elaborado por Antonio Rovescalli.

Como la mayoría de teatros, tiene una composición precisa y es un fiel reflejo de la arquitectura del siglo XIX: su estilo es historicista, con predominancia en el exterior del neorrenacimiento y, en su interior, con una gran riqueza decorativa.

Posee sus cuatro fachadas vistas, siendo la principal la mejor trabajada. Se desarrolla en dos/tres niveles, sobresaliendo la estructura que cubre la Gran Sala, a manera de linterna techada a dos aguas.

La fachada principal posee tres frontones semicirculares con ornamentación fitomórfica en la parte superior. En el frontón central se ubica el antiguo escudo de Santa Ana y sobre él una escultura representando a la música. En el frontón oriente se observa un violín, una pandereta y una partitura, y sobre él una escultura que representa a la comedia. En el frontón poniente se haya un arpa y sobre él una escultura que representa a la tragedia.

En los vanos predominan los arcos de medio punto. En el interior cuenta con un vestíbulo en la primera planta y foyer en la segunda, así como áreas anexas para el descanso. La Gran Sala o Sala de Espectáculos consta de una planta en forma de herradura, formada por platea, palco de primer y segundo nivel, y galería.

Además, el inmueble posee escenario, tramoya, pila acústica, camerinos, utilería y numerosas decoraciones, estucados y alegorías a las artes, muchos de ellos con clara tendencia art nouveau, como su gran telón de boca.

Desde 2004, el lugar posee el Escudo Azul, que es el emblema fijado en la Convención de La Haya de 1954 para designar la Protección de los Bienes Culturales en Caso de Conflicto Armado.

La declaratoria como Monumento Nacional fue  publicada en el Diario Oficial n.º 193, tomo n.º 277,  con fecha 20 de octubre de 1982.