LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
EN ES

Analizan fuerte huella del Neoclasicismo en Bicentenario de la Independencia

La influencia del arte neoclásico en la pintura, la escultura y la arquitectura salvadoreña fue el tema de una conferencia dictada por la Dra. Astrid Bahamond.


La conferencia titulada “El arte neoclásico de cara al bicentenario de la independencia centroamericana” fue desarrollada de forma virtual en el marco de la semana cultural de la Universidad Evangélica de El Salvador (UEES), en colaboración con el Ministerio de Cultura.

A lo largo de la exposición, la Dra. Astrid Bahamond, directora nacional de Museos y Salas de Exposición, analizó el papel desarrollado por el pintor chileno Luis Vergara Ahumada, cuyos emblemáticos lienzos al óleo están exhibidos en los salones de la antigua Casa Presidencial, ubicada en el barrio San Jacinto.

Las pinturas de Ahumada son emblemáticas estilísticamente porque reproducen el discurso predominante del Neoclasicismo, donde el protagonista es un ente que personifica la moral desde un manejo sobrio de las emociones, aún cuando fueran realizadas a mediados del siglo XX.

Entre sus trabajos destacan los lienzos “Primer Grito de Independencia”, “Firma del Acta de Independencia” y “El ocaso de un sol”, que retrata dramáticamente al prócer Manuel José Arce en su lecho de muerte.

“Ahumada representa desde la perspectiva y el sfumato, donde pone los personajes antropomórficos en el primer plano y va desvaneciendo aquellos elementos que lo acompañan”, explicó la Dra. Bahamond.

“Pero la intención es hacer un juego focal, que lo que está menos configurado es lo que requiere menos atención y eso sirve para destacar al personaje, lo cual se evidencia entre el ocaso de un sol”, agregó la directora de Museos y Salas de Exhibición.

El sfumato o esfumado es una técnica pictórica que se obtiene por aumentar varias capas de pintura extremadamente delicadas, cuya aplicación proporciona a la composición contornos imprecisos que sirven para producir efecto de antigüedad y lejanía.

En su disertación, la académica desarrolló un análisis sobre la marcada influencia del neoclasicismo en la arquitectura monumental de las principales ciudades del país, San Miguel, Santa Ana y San Salvador.

“La antigua Casa Presidencial juega un papel muy importante del Neoclasicismo en la arquitectura salvadoreña. Un ejemplo de ello es este edificio con marcada influencia europea y donde no se mira un rasgo de nuestra multiculturalidad. El edificio estuvo a cargo del italiano Gino Zaccagna y fue concluido en 1912”, detalló Bahamond.

Entre los otros edificios emblemáticos del Neoclasicismo está el Teatro Nacional de San Salvador, que data de 1917 y fue diseñado por el francés Daniel Belard.

“En el Teatro de Santa Ana, que fue edificado por los italianos Francisco Durini y Cristóbal Molinari en 1910, vemos el reflejo de la prosperidad económica de una élite europeizada. Y el Teatro Francisco Gavidia de San Miguel es menos ostentoso, pero sigue siendo neoclásico porque la regla es el equilibrio y el uso de la medida exacta, tal cual la filosofía antropocéntrica neoclásica”, explicó la doctora en Historia del Arte.

El arte no es solo un hecho contemplativo, sino que es una herramienta para comprender la historia de una nación.

“Tenemos que esforzarnos como sociedad por cumplir una currícula donde la filosofía, la historia del arte, las ciencias humanísticas nos den puntos de vista para formarnos criterios más sólidos acerca de nuestra historia”, resaltó Bahamond.

La actividad fue organizada por la Vicerrectoría de Proyección Social de la Universidad Evangélica, en el marco de la semana cultural 2021, que organiza el centro de estudios superiores.

Las personas interesadas en la conferencia la puede ver en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=hvwa9X77Pus

Publicado el 18-05-2021.