LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
EN ES

El evento se celebra desde hace quince años a iniciativa del lugareño Elmer Martínez, quien, respaldado por otros ciudadanos, organizó el primer festival con seis altares.

Por su colorido y contenido representativo de la época, los altares de las familias Artiga y Calderón de Suchitoto resultaron elegidos como ganadores del XV Festival de Altares del Día de la Cruz este 2 de mayo.

En el festival participaron alrededor de treinta altares de seis barrios y dos cantones. La actividad es organizada por la Casa de la Cultura de Suchitoto, en coordinación con la ciudadanía, la Alcaldía Municipal y los comerciantes de la ciudad.

“Este festival promueve la identidad, las tradiciones y las costumbres de nuestro país. Los abuelos y abuelas decían que había que bendecir la semilla, que había que ofrendar las cosechas a la madre tierra y esperamos que este año vengan grandes cosechas”, dijo el director de Casas de la Cultura y Parques Culturales, Walter Romero.

Los altares que se instalan tienen ciertas particularidades que los hacen únicos porque, además de la cruz de jiote y las frutas de temporada, en Suchitoto se adornan con dulces artesanales que se elaboran exclusivamente para esta festividad, conocidos como gallitos; además, se ponen dulces en forma de flores de campanilla y de gallinita.

“Hace quince años que lo creamos, y hemos visto cómo la gente se fue apropiando del festival. Ya no solo es de ver lo religioso, sino lo cultural. Es una de las tradiciones más bonitas de la ciudad y lo bueno es que ahora participan familias, negocios y los centros escolares, y estamos muy satisfechos porque se dinamiza la economía con la venta de los dulces, las frutas, las cruces”, dijo el creador del festival, Elmer Martínez.

Para elegir el mejor o los mejores altares se organiza una comitiva que realiza un recorrido.

“Tenemos una ruta a visitar, restaurantes y familias. Cada uno ha hecho su derroche de creatividad, le ponen adornos, flores, frutas, y la idea de la Casa de la Cultura es que esta tradición se mantenga; lo hemos querido hacer en vísperas del Día de la Cruz porque Suchitoto es muy visitado por nacionales y extranjeros”, explicó la directora de la Casa de la Cultura, Aracely Nova.

El esfuerzo es apoyado desde la Casa de la Cultura de Suchitoto, que previo al festival brinda talleres de elaboración de adornos de papel de china de colores llamativos, como cortinas que se ponen sobre la cruz, las que simbolizan el manto que protege la tierra, y los niditos en forma de nidos de chiltotas que se cuelgan como parte del altar.

Cada altar responde a la creatividad del participante.

Luis Figueroa Flamenco, de Casa Flamenco, dijo que el instalado por ellos tenía “el sentido de agradecimiento, no solo por los frutos de la tierra, sino por todo lo que se necesita para que el fruto pueda existir: la tierra, el agua, la semilla”.

Mientras que el instalado por Joaquín Rodezno, del hotel Los Almendros de San Lorenzo, tenía un significado ligado a la pandemia por COVID-19.

“Teníamos esta estructura metálica y me acordé que con esto de la pandemia es como que hubiésemos pasado en una especie de cárcel transparente, pero siempre encerrados en algo. La cruz da la sensación de que está flotando, pero está en el interior de un cubículo de hierro”, dijo Rodezno.

El altar contenía también “un corazón de maíz con semillas ancestrales: maíz rojo, morado, azul y el amarillo; las frutas de los árboles tradicionales: mangos, mandarinas, coyoles y, por tradición de este pueblo, los gallitos, es una tradición los dulces de azúcar”.

Como parte de la comitiva estuvo presente el alcalde municipal, Denys Miranda, quien felicitó a los organizadores y ofreció su apoyo para promover este tipo de actividades: “No podemos llamarnos la Ciudad del Arte y la Cultura solo por nuestra infraestructura, sino que también hay que formar”.

El festival concluirá este lunes 3 de mayo, la fecha del Día de la Cruz, con un recorrido por ocho centros escolares y la celebración en la Casa de la Cultura de Suchitoto.

A cada participante se le entregó un diploma de reconocimiento.
Publicado el 02-05-2021.