Como parte del cuidado de los animales que resguarda, el Parque Zoológico Nacional realiza anualmente más de tres procesos de desparasitación de sus inquilinos, con el objetivo de mantenerlos en buen estado de salud.

“La desparasitación depende de la especie, pero se realiza por lo menos 3 veces al año y, por los hábitos de comportamiento de algunos ejemplares, se puede realizar más seguido”, aseguró el director del recinto, Vladlen Henríquez.

En el último trimestre de 2015, como parte de los objetivos de investigación, en conjunto con alumnos de la cátedra de Parasitología del Departamento de Medicina Veterinaria de la Universidad de El Salvador (UES), se realizaron pruebas de laboratorio para detectar parásitos que afecten a los animales.

zoo_0555555Los estudiantes cumplieron su servicio social con la realización de pruebas de laboratorio para detectar parásitos que afectan a los animales. Entre el 28 de octubre y el 7 de noviembre de 2015, realizaron pruebas en más de 60 animales de diferentes especies, tanto de los que se encuentra en exhibición como de los de cuarentena.

Como resultado, a principios de diciembre, las autoridades del departamento de la UES presentaron un documento con las especificaciones de los procedimientos que realizaron para obtener los resultados de las muestras (heces, sangre y necropsias), en el que detallan: “De los análisis efectuados a las muestras de sangre de los 24 ovinos y un jaguar, no se detectó presencia de hemoparásitos en ninguno de ellos. A través de las muestras tomadas de los animales en exhibición, solamente se detectó un huevo de parásito en heces de la cebra macho. Debido a los resultados se procedió a realizar de nuevo las pruebas en ambos ejemplares y los resultados fueron negativos”.

En total, de los más de 60 animales evaluados, solo cinco presentaron signos de parásitos: “de acuerdo a los resultados de la evaluación parasitológica de los animales del Parque Zoológico Nacional, se concluye que el plan profiláctico de desparasitación aplicado actualmente es efectivo”, concluye el documento de los estudiantes universitarios.

Según el director del zoológico, estos trabajos benefician tanto a los estudiantes como al recinto: “a los estudiantes les beneficia como fortalecimiento de conocimientos y como práctica veterinaria, y a nosotros nos sirven los resultados para corroborar los planes profilácticos que se implementan en el parque y tenerlos en sus archivos, como exámenes externos, en caso de ser requeridos”, explicó.

El director agregó: “Los resultados son los esperados por nosotros debido a los planes profilácticos que se implementan. Es como una forma de medir la efectividad de los mismos”.