La Dra. Virna Ortiz, veterinaria del Parque Zoológico  Nacional (PZN) y docente investigadora de la Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer (USAM), presentó los resultados de la investigación «Osteomielitis crónica en felino jaguar (Panthera onca) del Parque Zoológico Nacional de El Salvador», a estudiantes de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer (USAM).

La investigación trata sobre problemas de osteomielitis y en especial sobre el problema de esta enfermedad en Greco, un jaguar que fue decomisado a un circo y que hoy es parte de la fauna que exhibe el Parque Zoológico Nacional, aseguró la docente.

La osteomielitis es una inflamación de los huesos y la médula ósea. En general es de origen bacteriano y la mayoría de las ocasiones es causada por un solo  microorganismo, aunque raramente puede aparecer por una infección por hongos, según la veterinaria.

Durante la presentación del caso clínico del jaguar, se dio a conocer que Greco ingresó al Parque Zoológico Nacional el 16 de mayo de 2011, con aproximadamente 7 años de edad y un peso de 55 kg, decomisado por la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y el Ministerio de Medio Ambiente y Recurso Naturales (MARN) al circo King Brown, ubicado en la playa Los Blancos, Costa del Sol, La Paz.

“Las condiciones físicas que presentaba eran deplorables, ya que se encontraba con un peso corporal por debajo de los rangos normales debido a una mala alimentación, basada en altas cantidades de carbohidratos y poca proteína animal, aunada al hacinamiento, que propiciaban un crecimiento y desarrollo inapropiado del felino”, sostuvo la Dra. Ortiz.

Greco tiene nueve años de estar en el parque y ha ganado el doble del peso con el que fue recibido durante el decomiso (actualmente pesa 135 libras). “Le hemos prolongado su calidad de vida y, después de tantos tratamientos y aislar bacterias, los últimos resultados indican que el ejemplar está libre de la bacteria que le ocasionaba la osteomielitis”.

Por su parte, el Dr. Celso Rodríguez, director del Instituto Científico Técnico de la USAM (ICTUSAM), detalló que todas las investigaciones actuales apuntan a que la única forma de conservar el ecosistema es proteger la vida los grandes depredadores, porque ellos controlan la mayoría de los animales herbívoros que acaban con el bosque y con una gran parte de la naturaleza. “Este ejemplar, que es del género panthera, es el tercer ejemplar más grande dentro de la especie solo superado por el tigre y el león”, remarcó.

*Fotografías cortesía de la USAM.