Docentes y estudiantes de diferentes centros educativos del  municipio de Sonsonate conversaron con el antropólogo e investigador Guillermo Cuéllar Barandiarán, sobre el libro “Salarrué en ‘PATRIA’ ”, este 23 de septiembre de 2016, en las instalaciones de la Universidad Dr. Andrés Bello.

Esta actividad se realiza en el marco de la conmemoración del Día de Turismo UNAB 2016, que significa “una fecha importante, donde los jóvenes pueden convivir y mostrar la creatividad y el talento, así como para ampliar los conocimientos sobre los escritores de la región como es Salvador Salazar Arrué —Salarrué—”, expuso el licenciado Eduardo Trejo, coordinador de la Facultad de Ciencias Económicas de la universidad.

“Es bueno que nos visiten investigadores, que nos hablen sobre los escritores nacionales, de esta manera conocemos más de ellos y la importancia que tienen en el desarrollo de la literatura”, dijo Carolina Cruz, estudiante de segundo año del Colegio Salarrué de Sonsonate.

Cuéllar ha sido nominado —en septiembre— por el Departamento de Letras de Secultura como Autor del Mes, que tiene dentro de sus actividades rutinarias realizar conversatorios con escritores, mesas redondas, concursos, festivales literarios, exhibir cine basado en obras literarias y lecturas en voz alta en lugares no convencionales.

El Autor del Mes es miembro del cuerpo multidisciplinar de la Dirección Nacional de Investigaciones en Cultura y Arte de Secultura,  catedrático de la Escuela de Antropología de la Universidad Tecnológica de El Salvador, de donde salió graduado como parte de la primera promoción de su especialidad, y posee un posgrado en Antropología Social y una maestría en Metodología de la Investigación Científica.

“La tarea de investigar requiere de mucha paciencia. Fueron tres años los que dediqué a Salarrué en el periódico Patria. Allí encontré 449 artículos publicados por este escritor desde 1928 a 1938”, comenta el Autor del Mes.

Dentro de los hallazgos de Cuéllar se encuentran: Un artículo del escritor dirigido a Farabundo Martí, titulado “El sembrador desconocido”; cinco cuentos no publicados en «Cuentos de cipotes», entre estos “El cuento de la película de cine ‘no arta para niño’ ” y  “El cuento de la olimpiada chiquita por fregar”, así como el artículo “El kiosco del pueblo”, que según el investigador “es la visión futurista de Salarrué de lo que llegaría a ser las Casas de la Cultura”.

Cuéllar Barandiarán cuenta con estudios universitarios en filosofía, teología y ciencias de la comunicación en universidades de México y Centroamérica. Ha sido conferencista invitado por los departamentos de Humanidades y Teología de las universidades norteamericanas: Xavier de Cincinnati, Susquehanna de Pennsylvania, Carthage de Wisconsin, Wartburg de Iowa, Augsburg y St. Olaf de Minnesota, Santa Clara, California.  Ha publicado ensayos y artículos en revistas especializadas nacionales: Identidades, Ciencia-Cultura-Sociedad, Realidad, El Salvador Investiga, Pensamiento PropioTendencias. Es autor del libro “Salarrué en ‘PATRIA’ ” y  “Mangoré: El cacique de la guitarra en El Salvador” (actualmente en  proceso  de impresión).

Aparte de su dedicación académica y desempeño docente universitario, el quehacer musical ha acaparado su empeño profesional durante los últimos 45 años. Su trayectoria en este terreno abarca desde la membresía en coros (Woodstown High School, New Jersey, USA, y Universidad Centroamericana UCA, El Salvador) hasta su participación en los grupos más representativos de la nueva canción salvadoreña: Sembrador (1975), Mahu Cutah (1977), Yolocamba Ita (1980), Banda Tepehuani (1986), Cuestarriba (1994) y  Exceso de Equipaje (1996-2010).

De 1999 a 2006, dirigió el Coro Universitario de la Universidad Tecnológica de El Salvador. Es compositor de reconocidas obras musicales, tales como: “Misa popular salvadoreña” (1980); “Canciones para una nueva vida” (1987); “Misa mesoamericana” (1994); “Dos alas”, musicalización de poemas del poeta nacional salvadoreño Alfredo Espino (2000), y “Cancionero histórico de las comunidades eclesiales de base de El Salvador” (2012).