“Estoy aquí

en el banquillo de los acusados

dicen que soy traidora

¿a quién he traicionado?

era una niña aún

cuando mi padre

es decir

mi padrastro

temiendo que su hijo

no heredara las tierras

que a mí correspondían

me condujo hacia el sur

y me entregó a extraños

que no hablaban mi lengua…”

 

Declamando este fragmento del poema “La Malinche”, de Claribel Alegría, fue como Silvia Elena Regalado, secretaria de Cultura, inició el recital “Leyendo la alegría de Claribel”, el cual fue ejecutado el pasado sábado once de febrero, durante  el desarrollo de la Noche Blanca (Nuit Blanche).

La actividad se llevó a acabo en el restaurante Los Ranchos, ubicado en la colonia La Mascota, y contó con la participación de escritoras salvadoreñas cómo Jorgelina Cerritos, Krisma Mancia, Aída Parraga, Nayda Acevedo; entre otras.

Durante la velada, se dio lectura a varios textos de la narrativa salvadoreña que Claribel dejó como legado tras su fallecimiento ─el pasado 25 de enero─ y que ahora forman parte de su herencia literaria.

Fueron más de 20 poetas salvadoreñas las que alzaron sus voces para evocar el legado de la autora de reconocidos escritos literarios, cómo: “Conjura”, “Epílogo”, “Ese beso”, “Sudade” y “Día de lluvia”.

“Estoy segura que Claribel estaría feliz de vernos aquí reunidos, celebrando la alegría y nostalgia que nos evocan cada una de sus letras”, sostuvo la secretaria de Cultura al término del evento.

Para el próximo 12 de mayo, día del natalicio de Clara Isabel Alegría Vides, se desarrollará un homenaje póstumo en las instalaciones del Teatro Nacional, donde se adjudicará un nicho con las cenizas de la autora.