“Otro círculo 
amor 
que hemos cumplido 
¿será este el último 
en cerrarse?”, Claribel Alegría.

 

La Secretaría de Cultura de la Presidencia lamenta profundamente el fallecimiento de la escritora Claribel Alegría, quien ha sido una de las autoras contemporáneas más importantes de Iberoamérica.

Nacida en Estelí, Nicaragua, fue criada en El Salvador, país natal de su madre. De ahí que la autora siempre dijera que tenía una patria y una “matria”.

A sus 93 años, la autora de “Saudade” y “Umbrales”, deja un amplio legado literario que incluye poesía, narrativa, ensayo, testimonio y traducciones.   

En su abundante obra figuran versos y textos dedicados al país, como su novela “Cenizas de Izalco”, escrita junto a su esposo, Darwin J. Flakoll, incluida por la estatal Dirección de Publicaciones e Impresos de Secultura como el volumen 18 de la Biblioteca Básica de Literatura Salvadoreña y que se desarrolla en el ambiente del Levantamiento de 1932.

Esta misma editorial publicó la antología “Esto soy”, en un esfuerzo por recopilar su producción poética de la escritora hasta ese momento (2004), la cual se suma a otros poemarios publicados por la editorial y a los libros “Pueblo de Dios y de Mandinga” (tres novelas cortas) y «Beni y otros cuentos» (infantil).

El pasado 14 de noviembre, la escritora recibió su más reciente galardón, el XXVI premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, entregado anualmente para reconocer el conjunto de la obra poética de un autor vivo que, por su valor literario, constituya una aportación relevante al patrimonio cultural común de España y toda Iberoamérica.