El Departamento de Registro de Bienes Culturales de la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural de Secultura entregó —el 11 de abril de 2018— la documentación de la inscripción del inventario de los bienes culturales muebles que poseen las Cofradías Mayores de María Asunción y del Padre Eterno de Izalco.

Entre los bienes registrados destacan dos imágenes religiosas con más de cien años de antigüedad, un estandarte conocido como Guion de Plata, un instrumento musical de origen prehispánico llamado Teponahuaste y varios objetos en los cuales se refleja el sincretismo religioso que se creó a partir de la fusión de las dos culturas: La indígena y la española.

El acto de entrega —realizado en la Casa Barrientos de Izalco— fue presidido por el alcalde municipal de Izalco, Alfonso Guevara; la jefa del departamento de Registro, Sandra Alarcón; y el representante de la cofradía, Alonso Armando García, quien llamó a los custodios de otras cofradías a comprometerse en “esta lucha de fe y  de cultura” para que “la tradición de los izalcos siga”.

“El patrimonio cultural de Izalco es una parte importante del patrimonio de la nación. Esta es la primera vez que realizamos el inventario de una cofradía y espero que siente precedente de futuros registros de las cofradías que existen en toda la localidad”, dijo Alarcón.

La funcionaria destacó la importancia del registro de los bienes culturales para evitar el posible tráfico ilícito, ya que en caso de robo o hurto la ficha de inventario de cada objeto —la cual contiene una descripción física detallada y los datos históricos— sirve para identificar y localizar el bien sustraído.

“En Izalco, de un tiempo para acá, nos hemos tomado en serio la preservación de nuestra cultura y de nuestras raíces. Los que somos de la comunidad indígena deberíamos estar unidos. Me alegro ver aquí a gente de la Alcaldía del Común”, dijo el alcalde Guevara.

El proceso de inventario fue realizado por las arquitectas América Hernández y Celina Ganuza; esta última, en el marco de la entrega de la documentación, brindó una charla sobre la importancia del patrimonio cultural, el cual “es el conjunto de bienes materiales e inmateriales que constituyen la herencia de un grupo humano que refuerza su sentido de comunidad con una identidad propia”, dijo.

Participaron en la actividad miembros de las diferentes cofradías de Izalco, comunidades indígenas y el párroco Mario Benítez, quien hizo un llamado a luchar por la conservación de las tradiciones culturales, y el rescate de los valores.

La entrega del inventario y la Certificación Literal del Asiento en el Registro de Bienes Culturales de esta Secretaría de Cultura se realizó de manera formal a la Asociación de Desarrollo Comunal María Asunción de Izalco, que tiene personería jurídica y aparece como poseedora de los Bienes Culturales Muebles de las Cofradías Mayores de María Asunción y del Padre Eterno. Don Alonso es el cofrade mayor de ambas cofradías y es el custodio de dicha colección.

 

Álbum de fotos:

.