La Secretaría de Cultura de la Presidencia y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) inauguraron el Taller Nacional sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático este 6 de febrero de 2018, en el Centro Cultural de España.

El taller tiene como objetivo lograr que las distintas autoridades competentes, que representan a diversas instituciones públicas y privadas, conozcan por parte de los especialistas de la UNESCO cuál es la importancia de ratificar la Convención de 2001 sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, para un Estado como El Salvador, que posee una riqueza patrimonial en ese ámbito.

La ceremonia de apertura fue presidida por la directora de la Oficina de la UNESCO en San José, Costa Rica, Pilar Álvarez-Laso; la embajadora representante permanente de El Salvador ante la UNESCO, Lorena Sol de Pool; el embajador de España en El Salvador, Federico de Torres Muro, y  la secretaria de Cultura, Silvia Elena Regalado.

“Las aguas centroamericanas son ricas en patrimonio cultural subacuático y evidencia de los primeros contactos entre Europa y América. Asimismo, es la clave para comprender la historia milenaria prehispánica en el que la política, los intercambios y la economía de la región eran practicadas principalmente del uso de medios marítimos”, dijo la titular de Cultura.

La UNESCO promueve la preservación, estudio y protección del patrimonio cultural subacuático de la humanidad. Su mayor herramienta para hacerlo es la Convención de 2001 sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático. Este marco legal establece medidas de protección contra el saqueo, el tráfico ilícito y la explotación comercial del patrimonio sumergido, así como estándares científicos internacionales para las actividades dirigidas a los restos arqueológicos subacuáticos, indicó la entidad.

Dicha convención no ha sido ratificada por El Salvador señaló la directora nacional de Patrimonio Cultural y Natural, Irma Flores,  por lo que “se hace necesario,  tomar acciones legales a nivel local y declarar estos sitios como Bien Cultural. El primer paso para lograr este objetivo es delimitar los sitios arqueológicos para que su extensión sea reflejada legalmente”.

La funcionaria agregó que hasta la fecha el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán ha delimitado tres pecios que se encuentran en el mar territorial, lo cual representa “una acción sin precedentes en la arqueología nacional”;  asimismo,  el Departamento de Arqueología delimitó un sitio prehispánico que se encuentra en el lago de Güija, Santa Ana.

“El patrimonio cultural subacuático no es solamente pecios (restos de barcos), es todo rastro de la existencia humana que se encuentra bajo el agua”, dijo la representante de la UNESCO, Ulrike Guerin, quien habló sobre la importancia y potencial del patrimonio cultural subacuático y de la convención, la cual es un instrumento jurídico de los Estados para proteger su patrimonio, evitar el saqueo y el tráfico ilícito.

En el taller se brindaron ponencias a cargo de profesionales salvadoreños y extranjeros. El historiador salvadoreño Pedro Escalante Arce habló de la historia marítima de El Salvador.  Otros temas que se trataron son «Delimitación del SS Douglas y catalogación de los 11 pecios de El Salvador» y «La importancia de las comunidades locales y los buceadores deportivos en la protección del patrimonio subacuático».

“Nuestro país ha asumido los compromisos con los valores de la Convención de la UNESCO de 2001 y, en ese sentido, hemos ofrecido nuestra cooperación y la puesta a disposición de los demás actores internacionales, las capacidades del Museo Nacional de Arqueología Subacuática que tiene su sede en la ciudad de Cartagena”, dijo el embajador Torres Muro.

El patrimonio subacuático es particularmente rico en las aguas de la región centroamericana. El patrimonio aquí hallado es testigo de los primeros contactos entre Europa y América. Igualmente, este patrimonio es clave a la hora de comprender aquella historia milenaria, prehispánica, en el que la política, los intercambios y la economía de las culturas de la región eran practicadas principalmente a través del uso del medio marino, indicó la UNESCO.

Álbum de fotos:

TALLER PATRIMONIO CULTURAL SUBACUÁTICO_19