El presidente de la República, profesor Salvador Sánchez Cerén, oficializó el nuevo Ministerio de Cultura en el Salón de Honor de Casa Presidencial, este 19 de abril de 2018.

La acción se enmarca en el objetivo ocho del Plan Quinquenal de Desarrollo El Salvador Productivo, Educado y Seguro, impulsado por la administración del presidente para el periodo de 2014 a 2019, en lo que se refiere a la estrategia (8.2) fortalecimiento de la institucionalidad pública relacionada con la cultura (creación del Ministerio de Cultura).

“La concreción del Ministerio de Cultura es una aspiración largamente anhelada por nuestros artistas y trabajadores de la cultura, y significa el fortalecimiento del trabajo de nuestro gobierno. Cumplimos también con la Constitución de la República, que establece que el derecho a la educación y a la cultura es inherente a la persona humana y una obligación y finalidad primordial del Estado”, dijo el presidente Salvador Sánchez Cerén.

La titular de Cultura, Silvia Elena Regalado, quien ha estado al frente en calidad de secretaria, continuará su gestión en la ahora cartera de Estado como ministra, amparada con la nueva visión institucional: “Ser la institución que garantiza el derecho a la cultura como factor de identidad y cambio social” y con la misión: “El Ministerio de Cultura asegura el derecho a la cultura y al fortalecimiento de las identidades salvadoreñas, ejecutando la rectoría de la protección, conservación, difusión del patrimonio cultural y las expresiones artísticas”.

El  Ministerio de Cultura estará constituido por cuatro entes: Dirección General de Artes, tutelada por la maestra Marta Rosales; Dirección General de Redes Territoriales, por el maestro César Pineda; Dirección General de Patrimonio Cultural y Natural, por la arquitecta Irma Flores, y la Dirección General de Investigaciones, Acervos Documentales y Ediciones, por el maestro Carlos Pérez Pineda.

La titular, los directores y el equipo técnico tendrá como objetivos estratégicos: Garantizar el derecho a la cultura como factor de cohesión, identidad y transformación social; proteger, conservar y fomentar el Patrimonio Cultural y las expresiones artísticas; fomentar la investigación científica y la formación académica en la cultura y artes en función del conocimiento y el desarrollo de la sociedad salvadoreña; implementar un modelo de gestión institucional basado en la calidad y excelencia, que impulse una amplia participación, inclusión y transparencia.

Dentro de sus principales competencias se encuentran: Velar por el cumplimiento de la Ley de Cultura como ente rector de la misma; hacer valer el cumplimiento de la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador, al igual que sus respectivos reglamentos.

Asimismo, actualizar, promover y facilitar el desarrollo de las políticas públicas en materia de cultura, incluyendo la relación con otras instancias gubernamentales; potenciar la participación de los distintos sectores sociales en el quehacer cultural y artístico nacional; potenciar la memoria histórica y fortalecer los procesos identitarios a nivel local y nacional; diseñar y ejecutar la territorialización de las políticas públicas en materia de cultura, a través de instancias como casas de la cultura, museos y red de bibliotecas públicas.

El Ministerio de Cultura continuará trabajando con el presupuesto asignado para el presente ejercicio financiero fiscal 2018; todos los bienes muebles, inmuebles y recursos materiales utilizados actualmente por la Secretaría de Cultura de la Presidencia se trasladarán al ministerio con  las formalidades y requisitos legales.

A la conversión de la entidad cultural antecede la aprobación de la primera ley para el ramo, el once de agosto de 2016, la cual establece el marco jurídico que fundamenta la política estatal en dicha materia, con la finalidad de proteger los derechos culturales reconocidos por la Constitución y tratados internacionales vigentes.

“Agradecemos al presidente de la República, profesor Sánchez Cerén, por cumplir la promesa de la creación del Ministerio de Cultura, por su confianza en nuestro equipo y por el fiel compromiso de su gobierno con la cultura, por convertirla en un pilar fundamental de los cambios para un mejor país; a la Secretaría Técnica de Planificación de la Presidencia, al grupo técnico de la Secretaría de Cultura que participó en todo el proceso de transición”, dijo la Ministra Silvia Elena Regalado.

La titular extendió sus agradecimientos a “los compañeros y compañeras que fueron parte de CONCULTURA, SECULTURA y ahora Ministerio de Cultura, a sus titulares y a todos los y las artistas que lucharon y soñaron este Ministerio”.

Finalmente, la nueva ministra de Cultura agradeció y felicitó al pueblo salvadoreño, porque “todas sus energías se condensan en este logro, ministerio que se debe a su pueblo, a su historia, a sus valores y transformaciones”.

 

Antecedentes

La institucionalización de las entidades dedicadas a velar por la cultura en el país se ubica a lo largo de la historia republicana, sin embargo, es a partir de la creación de la Constitución de 1950 cuando logra mayor impulso, pues desde ella se legalizó la intervención del Estado en la economía, el bienestar social, la educación y la cultura.[1]

En tiempos del general Salvador Castaneda Castro, el Ministerio de Instrucción Pública había pasado a llamarse Ministerio de Cultura, pero fue bajo la titularidad de Reynaldo Galindo Pohl que aparecieron entidades encargadas, comenzando con la Dirección General de Bellas Artes (1951), con los Departamentos de Letras, Artes Plásticas, Música, Teatro y Danza, así como la integración a esta visión de trabajo de otras entidades existentes relacionadas al quehacer cultural del país.[2]

Es importante señalar que la cultura como política pública también fue abordada en 1985, precisamente en la época del presidente José Napoleón Duarte, cuando se crea el Ministerio de Cultura y Comunicaciones, con el cual se buscaba incidir en áreas específicas como la cultura, la ciencia, la comunicación y la tecnología. [3]

En los últimos tiempos, la institución de Cultura surge con la creación del Consejo Nacional para la Cultura y el Arte (CONCULTURA),[4]  que en 2009 se convierte en Secretaría de Cultura de la Presidencia (SECULTURA), para contribuir “desde sus competencias, a propiciar un cambio  cultural que genere procesos sociales hacia la cultura de la creatividad y del conocimiento,  sustento de una sociedad con oportunidades, equidad y sin violencia”.[5]

Para el periodo 2014-2019, el mandato de SECULTURA se desprende de lo planteado en el Plan Quinquenal de Desarrollo, que reconoce a la cultura como derecho, factor de cohesión e identidad y fuerza transformadora de la sociedad en su marcha hacia el buen vivir, y desde el cual interesa impulsar una política inclusiva, que pasa por el reconocimiento de la multiculturalidad.[6]

 

[1] Ver Constitución Política de la República de El Salvador de 1950, creada en el periodo del Consejo de Gobierno Revolucionario, la cual comprende un tercer capítulo dedicado a cultura en el Art. 197 y que en su Art. 17 decreta la creación de un presupuesto que priorice la cultura.
[2]  Knut Walter, Las políticas culturales del Estado salvadoreño, 1900-2012  (San Salvador: Fundación AccesArte, 2014), 77.
[3] Creación del Ministerio de Cultura y Comunicaciones. Decreto 36. Asamblea Legislativa, 8 de mayo de 1985.
[4] Creado el 20 de septiembre de 1991 mediante el Decreto Ejecutivo n.º 55, publicado en el Diario Oficial n.º 206, tomo 313, del 4 de noviembre de 1991
[5]  Ver Art. 53 F de las reformas al Reglamento Interno del Órgano Ejecutivo, en Decreto n.º 8 publicado en el Diario Oficial n.º 117, tomo 383, del 25 de junio de 2009.
[6]  Ver documento El Salvador productivo, educado y seguro, Secretaría Técnica y de Planificación, enero de 2015, pp 169-176.

 

Juramentación Ministerio de Cultura_11