El Ministerio de Cultura lanzó el número 56 de la revista Anales, del Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán, este viernes cuatro de mayo.

La presentación del documento estuvo a cargo del director de la revista y del museo, Heriberto Erquicia; el director de Publicaciones e Impresos (DPI), Eric Lemus, y el arqueólogo y articulista de esta edición, Hugo Iván Chávez.

“Esta edición da continuidad a la publicación de los estudios arqueológicos, históricos y de conservación del patrimonio cultural, producidos en esta ocasión, en El Salvador, Guatemala y un estudio de caso en Italia”, afirmó Erquicia.

Asimismo, el funcionario explicó que esta edición de Anales se estrena como parte del sistema de información de revistas de investigación científica y de divulgación cultural que se editan en América Latina, el Caribe, España y Portugal, red de cooperación regional conocida como Latindex.

También, anunció que los números 57 y 58 de Anales estarán dedicados al quehacer de los museos, “en su mayoría son artículos que tienen que ver con el papel de los museos en El Salvador, museografía, museología, comunicación de los museos y más”, finalizó el académico, quien a su vez especificó que este año también se efectuará la convocatoria para participar en la edición 60 de esta revista del museo.

Para el director de Publicaciones, la revista es el resultado visible “del trabajo colaborativo entre direcciones, por lo menos de cinco trabajos colaborativos. Asimismo, la editorial tiene una focalización por destacar el fruto de las ciencias sociales: Antropología, historia y arqueología”, explicó Lemus.

Anales, correspondiente a julio – diciembre 2016, está constituida por tres secciones: Artículos, Avances de Investigación y Aportes Diversos.

En Artículos del nuevo número se encuentra el documento “Arqueología para el desarrollo: El aporte social de la arqueología para la superación de la marginalidad y la pobreza económica”, de la arqueóloga salvadoreña Karen Consuegra-Premper.

Dentro de Avances de Investigación se incluyen tres ensayos: “Nuevo aporte sobre el tema de la erupción del volcán Ilopango desde el sitio San Andrés, departamento de La Libertad, El Salvador”, de Akira Ichikawa y Juan Manuel Guerra Clará; “Paleontologías prehispánicas en El Salvador: Una aproximación desde los restos arqueológicos”, de Rocío Herrera, y “Evidencias rupestres del monstruo acuático en el sitio arqueológico Igualtepeque, El Salvador”, de Hugo Iván Chávez.

Del segmento Aportes Diversos se destacan tres escritos: “Conservación y estructuras de protección de los sitios arqueológicos”, de María Laurenti; “El criollo: Su participación en la administración de Santiago de Guatemala siglo XVIII”, de René Johnston Aguilar, y “Reflexión sobre los aportes de 20 años de arqueología pública en el parque arqueológico Casa Blanca (1995 – 2015)”, de Liuba Morán.

Durante el acto de presentación, el arqueólogo Chávez realizó una presentación de su avance de investigación, el cual incluye nuevos datos desde la publicación de la misma en la revista.

Chávez relató que en 2013, junto a un grupo de estudiantes documentaron y efectuaron un inventario de los grabados rupestres en el sitio arqueológico Igualtepeque, ubicado en el lago de Güija, municipio de Metapán, departamento de Santa Ana.

“En ese inventario se encontró una figura muy particular, nunca antes reportada, la cual por su complejidad no se pudo determinar en campo”, añadió el investigador.

El arqueólogo certificó que en la fase de laboratorio se encontró que algunas de las rocas con grabados rupestres que actualmente están en el MUNA, y que también proceden del sitio arqueológico Igualtepque, poseen figuras muy similares en diseño y forma a las encontradas. 

“Utilizando diversas fuentes históricas, arqueológicas y etnográficas, se pudo determinar que esa figura correspondía a un ser mitológico denominado por los prehispánicos como monstruo acuático, que posee cualidades del inframundo dentro de la cosmovisión nahuapipil”, añadió el ponente.

Chávez concluyó su presentación aclarando que el tema permite y continúa su fase de investigación. “No son resultados definitivos”, dijo, y se espera tener nuevos descubrimientos que aporten a consolidar el tema y al desarrollo del patrimonio cultural de la comunidad de la zona occidental.

La revista está dirigida a profesionales que investigan en el campo de las ciencias sociales y humanidades, y desarrollan estudios relacionados con la antropología, arqueología, historia cultural, lingüística y otras disciplinas afines a los estudios culturales.

Anales está disponible al público en los puntos de venta de la Dirección Publicaciones e Impresos (DPI), a un costo de US$4.00