En el marco del 28.° aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, los Ministerios de Cultura y Relaciones Exteriores, y la Secretaría de Innovación de la Presidencia, en alianza con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Chile (MMDH) realizaron —el 16 de enero de 2020— el prelanzamiento de la plataforma web Espacio de Memorias y Derechos Humanos. Dialogar. Dignificar. Reparar.

Madre Antonia Cabrera de CODEFAM.

El acto fue presidido por el director de Museos, Heriberto Erquicia; la representante residente del PNUD, Giorgiana Braga; la coordinadora residente de Naciones Unidas en El Salvador, Birgit Gerstenberg; y madre Antonia Cabrera, del Comité de Familiares de Víctimas de las Violaciones de los Derechos Humanos Marianella García Villas (CODEFAM), quien dijo: “Han pasado 28 años de los Acuerdos de Paz en nuestro país, pero lamentablemente seguimos con la impunidad, por tal razón no podemos vivir en paz, porque no hay reconciliación”.

Por su parte, el Dr. Erquicia manifestó: “Nos pronunciamos por la memoria, pues no es posible borrar y hacer una cuenta nueva sin antes pasar por un proceso de reconciliación. Hacer este evento en este lugar significa reconocer la historia y la verdad del centro histórico, pues fue escenario de múltiples violaciones de los derechos humanos. Como Ministerio de Cultura tenemos el trabajo al resignificar la historia. Este lugar (Palacio Nacional) abre sus puertas para mostrar la fortaleza de los que nunca dejaron de luchar por los derechos humanos”.

El proyecto surge ante la necesidad de que la sociedad salvadoreña cuente con un espacio oficial para la construcción de memoria histórica, que reúna y reconozca las diferentes perspectivas que existen sobre la historia reciente del país, y que promueva los derechos humanos para crear nuevas formas de convivencia.

“El Salvador necesita, de manera conjunta, construir una narrativa histórica de sus distintas memorias. Sanar no significa olvidar, al contrario, debemos recordar el camino que condujo a la paz. Esta plataforma busca crear un espacio de diálogo intergeneracional alrededor de los temas de la paz y de la reconciliación, además de promover el reconocimiento y reparación de los graves hechos del pasado”, dijo la representante del PNUD.

El sitio web publica audiovisuales, fotografías y testimonios en diferentes formatos. Es el resultado de un amplio proceso de consultas con diferentes actores de la sociedad civil, expertos en memoria histórica y víctimas del conflicto armado interno (1980-1992). Cuenta con el apoyo de colectivos vinculados a la promoción de la memoria y la reconciliación en El Salvador, organizaciones de sobrevivientes y familiares de víctimas de distintas zonas del país, así como organizaciones de derechos humanos.

Tras el acto se mostró a los asistentes parte de los contenidos de la web.

El trabajo en memoria histórica inicia en el Ministerio de Cultura a partir del Programa de Reparación a las Víctimas de Graves Violaciones a los Derechos Humanos Ocurridas en el Contexto del Conflicto Armado Interno (Decreto Ejecutivo 204/2013), a través del cual se reimprimió el Informe de la Comisión de la Verdad (2014); la declaratoria de lugares de memoria y la exposición temporal titulada “El olvido está lleno de memoria”, que se albergó en el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán. El ministerio también ha ejecutado acciones en cumplimiento de medidas de reparación en las sentencias emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de las Masacres de El Mozote y Lugares Aledaños (2012), y el caso Rochac y Otros (2014).

Además de la web, se tiene proyectado construir un espacio en el parque Cuscatlán, el cual se unirá a un conjunto de elementos relacionados: Monumento a la Memoria y la Verdad, el futuro Museo Jardín y el Espacio de Memorias y Derechos Humanos.

Este proyecto ha contado con el financiamiento del Fondo Chile, así como con la asistencia técnica del Museo de Memoria y Derechos Humanos de Chile, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Ministerio de Cultura.

Se espera que a través de este proyecto se promueva la visibilidad de la temática entre los protagonistas de la historia, las nuevas generaciones y la comunidad internacional.