El Ministerio de Cultura ha instalado nuevas luces en la Pequeña Sala del Teatro Nacional de San Salvador, como parte de un proyecto que busca renovar y modernizar el equipo de control de iluminación del espacio artístico.

La instalación de estas nuevas luces se traduce en un ahorro cercano a los 500 watts de consumo energético por equipo, sin sacrificar la calidad técnica de la Pequeña Sala.

“Anteriormente, esta sala contaba con luces fresnel, de un consumo por equipo de 750w; además de encontrarse obsoleto, representaban un riesgo de seguridad. Con el nuevo equipo, el consumo baja a 260w, pero con mayor luminosidad. El cambio ha sido de luces incandescentes a LED y de análogo a digital”, explicó el técnico, Franklin Interiano.

El nuevo equipo de luces está compuesto por: Par Leds, que servirán para crear las atmósferas específicas para cada escena de un montaje; Pixel Bar, que complementarán los ambientes generales con el objetivo específico de iluminar telones y ciclorama; y Lekos, que permitirá destacar elementos puntuales en una obra, además de tener la cualidad de transformar su grado de apertura y definir o difuminar su haz de luz, con lo que se puede jugar con formas geométricas.

“Los fondos para adquirir el equipo ascienden a US$24 915.00, que ha salido del presupuesto del Ministerio de Cultura, ya que era importante contar con nueva iluminación, con estándares internacionales, utilizando tecnología de punta para poder resolver requerimientos técnicos de gran demanda, ya que el espectáculo en vivo evoluciona paralelamente con la tecnología, garantizando el éxito de las producciones artísticas a presentarse en la pequeña sala del Teatro”, externó Tito Murcia, director de Artes Escénicas.

Esta modernización beneficiará directamente a la población que hace uso del Teatro Nacional de San Salvador, así como a creadores del arte escénico y artistas, quienes podrán tener a su alcance nuevas herramientas que mejorarán notablemente la estética visual de sus producciones.