El Ministerio de Cultura invita a la población a participar en la sexta edición del Día Internacional del Yoga, organizado por la Embajada de la India en Guatemala, concurrente ante El Salvador, con la finalidad de concientizar a la población sobre los beneficios de practicar esta disciplina.

Este año que todos los países del mundo pasan por momentos difíciles, el yoga se convierte en una herramienta muy útil para lidiar con el estrés de la incertidumbre y el aislamiento, por lo que el evento será transmitido este 20 de junio, a partir de las 8:30 a. m., a través de la página de Facebook (India In Guatemala) y también por Instagram (IndiaInGuate).

Compartimos el mensaje del embajador de India, B. S. Mubarak, con motivo de la celebración:

El yoga es una guía para una vida saludable que data de muchos siglos. El yoga es ampliamente conocido como uno de los regalos más preciados que la India ha dado a la humanidad. Con una mezcla única de posturas o asanas, el yoga puede ayudar a fortalecer el balance entre el cuerpo y la mente.

Durante su discurso en la Sexagésima Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) el 27 de septiembre de 2014, el honorable primer ministro de la India, Narendra Modi, instó a la comunidad mundial a adoptar un día internacional del yoga. El 11 de diciembre de ese año, la AGNU aprobó de manera insólita una resolución copatrocinada por 177 países en la que se estableció el 21 de junio como el Día Internacional del Yoga. En dicha resolución, la AGNU reconoció que el yoga brinda un enfoque holístico sobre la salud y el bienestar, y cómo esta disciplina mejora la salud de la población mundial en general.

Este año, el mundo estará celebrando la sexta edición del Día Internacional del Yoga, en medio de la crisis provocada por el COVID-19. El yoga es bien conocido por sus cualidades para prevenir enfermedades, promover la salud y el manejo diversos desórdenes causados por los estilos de vida actuales. Es ampliamente reconocido que la paz interior es importante para mantener un sistema inmunológico fuerte. Es, esencialmente, el balance de nuestro interior el que nos protege y nos cura.

Los principios centrales del yoga se orientan hacia el ejercicio adecuado, respiración correcta, relajación, dieta balanceada, pensamiento positivo y la meditación. Las posturas o asanas indicadas en la práctica del yoga trabajan fundamentalmente en la espina dorsal y el sistema nervioso. Las asanas contribuyen a que la columna gane fortaleza y flexibilidad, al tiempo que mejora la circulación sanguínea; hecho que redunda en una mejor absorción de nutrientes y oxígeno en las células del cuerpo. Las asanas mejoran la movilidad en las articulaciones, desarrollan la flexibilidad muscular, alivian los órganos internos, así como también favorecen sus funciones. Los ejercicios de respiración indicados por el yoga ayudan a revitalizar el cuerpo y la mente. Una respiración profunda y consciente contribuye a reducir los niveles de estrés en el cuerpo e incrementa los niveles de energía. La relajación profunda que promueve el yoga trabaja en tres niveles diferentes: el físico, mental y espiritual. También promueve la paz mental y energiza el cuerpo.

El yoga demuestra que una dieta balanceada tiene un efecto positivo en el cuerpo y tiene poco impacto en el ambiente. Una dieta rica en granos, cereales, frutas y vegetales, nueces, semillas y productos lácteos es muy recomendada. El yoga dicta y promueve que la comida con ingredientes frescos y cocción simple preserva al máximo sus nutrientes. Un pensamiento positivo y la meditación son principios claves del yoga para lograr una mente en paz. Las técnicas de meditación que se enseñan con el yoga se enfocan en alcanzar la tranquilidad de nuestra mente. La meditación regular promueve, por tanto, el bienestar físico y mental de la persona.

La ciencia médica moderna ha estado haciendo descubrimientos sobre los múltiples beneficios que el yoga trae para el bienestar del cuerpo y la mente de quienes lo practican. El cuerpo humano es una creación maravillosa que posee la capacidad intrínseca de balancearse a sí mismo, ya sea durante el día o la noche, en diferentes etapas de nuestras vidas, e incluso durante lapsos de actividad y descanso. El cuerpo humano también fue diseñado para autorregenerarse. Sucumbimos ante la enfermedad únicamente cuando su balance ha sido interrumpido. El yoga ayuda a activar la autorregeneración, lo cual permite fortalecer ese complejo balance dentro del cuerpo. El yoga coadyuva en el tratamiento de desórdenes provocados por el estilo de vida como la diabetes, hipertensión y afecciones respiratorias. El yoga reduce la depresión, fatiga, estrés y ansiedad. En esencia, el yoga puede provocar un cambio positivo en el estilo de vida y bienestar de una persona.

Existen un gran número de estudios de Yyoga en El Salvador y muchos salvadoreños tienen la oportunidad de practicar esta disciplina con regularidad. Con motivo de la sexta edición del Día Internacional del Yoga, deseo a todos los entusiastas por el yoga una vida llena de salud, felicidad y paz. En el marco de su celebración, en la Embajada de la India en Guatemala hemos estado organizando varios eventos a través de nuestras redes sociales. También, hemos anunciado que habrá premios para quienes participen en estos. Les extiendo a todos una cordial invitación a hacerse partícipes de todas las actividades y sus beneficios.