Desde 2016, el Tiet viene realizando temporadas de teatro alusivas a la época navideña, a través de las cuales busca exaltar los valores propios de la época y las aspiraciones superiores del ser humano. En ese marco, presentará  la obra “Pastorela de Bartolo y Gila”, en la Gran Sala María de Baratta del Teatro Nacional de San Salvador (TN), los días 29 y 30 de noviembre; y el domingo 1 de diciembre, a las 5 de la tarde.

“La pieza incorpora villancicos tradicionales, malabares y hace un homenaje a la tradición de la pastorela mexicana y latinoamericana, patrimonio cultural de nuestra América”, explican los organizadores.  

El grupo agrega: “El arcángel Miguel y Ángela de la Guarda se encuentran en crisis ante la escasez de pastores, y por ello convencerán a Bartolo y Gila, dos empleados de una maquila navideña, para emprender el viaje hacia Belén y encontrarse con el Niño Dios. En el camino, corren el riesgo de caer en las tentaciones que Don Diablo pone en su camino, desde el consumismo hasta el mal uso del poder, para que nuestros amigos no tengan éxito en su viaje”.  

La dirección está a cargo de Jennifer Valiente, directora artística del TIET, artista escénica y escritora de larga trayectoria, con premios nacionales e internacionales a su poesía, narrativa y dramaturgia.

Como  actriz invitada participa Rubidia Contreras, directora, actriz y formadora teatral de gran reconocimiento en el medio teatral salvadoreño.

El elenco lo conforman: Mauricio Sánchez, como Bartolo; Melissa Córdoba es Gila; Rubidia Contreras, Doña Remilgos; Jorge Sánchez, el arcángel Miguel; Jennifer Valiente, Ángela de la Guarda, y Arnoldo Hernández, Don Diablo.

La obra está dirigida a todo público. La entrada general tiene un valor de US$5.00, estudiantes con carné y adultos mayores cancelan US$3.00.

Para reservaciones y preventa, pueden escribir al correo asociacion.escenario@gmail.com o al Whatsapp 7881-4489.

Sobre las pastorelas

Las pastorelas fueron introducidas en América en el siglo XVI, como parte del teatro evangelizador que los españoles instalaron en nuestras  tierras, con el fin de arraigar los símbolos y ritos católicos entre los pobladores americanos.

La pastorela tradicional está escrita en verso y trata sobre las vicisitudes que los pastores enfrentan en su viaje a Belén para ver al Niño Dios, al ser distraídos de llegar a su destino por el Diablo, a quien logran vencer con el auxilio de los ángeles, en especial del arcángel Miguel.