El Museo Regional de Oriente festejó su vigésimo quinto aniversario junto a la comunidad de San Miguel el pasado jueves 29 de mayo, con la finalidad de reconocer el apoyo de la ciudadanía en la gestión del espacio durante estos años.

La celebración fue coordinada por el personal del espacio patrimonial, dirigido por Saúl Cerritos, y contó con la participación del director del Museo Nacional de Antropología David J. Guzmán, Heriberto Erquicia,
que coordina el trabajo de los Museos Regionales.

El programa incluyó una reseña histórica del museo a cargo de su director, entrega de reconocimientos a personas e instituciones que han apoyado la labor del espacio, un árbol de recuerdos donde la población compartió sus buenos deseos para la entidad y la partida de un pastel alusivo al aniversario.

Para Cerritos, este encuentro significó poner de manifiesto todas las actividades que efectúa el museo, dirigidas a socializar el patrimonio cultural, con enfoque en la zona oriental de El Salvador, con la finalidad de servir a estudiantes e investigadores que hacen del museo su espacio de aprendizaje.

El museo arrancó el 27 de mayo de 1994, en un espacio compartido con la Casa de la Cultura de San Miguel, en el Centro de Gobierno Departamental. El diseño y montaje del espacio estuvo a cargo del personal técnico del Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán (MUNA), apoyados localmente por docentes y estudiantes del Colegio Superior de Comercio, quienes ejercieron actividades de voluntariado para la gestión de recursos complementarios.

El museo nació «con la finalidad y el objetivo de llevar al oriente de El Salvador una muestra de su cultura, de sus identidades y de la cultura material que se tiene”, explicó Erquicia.

En sus inicios, el museo contó con tres salas de exposición permanentes: Arqueología, Etnografía e Historia, y una sala de exposiciones temporales.

Actualmente, el museo tiene la salas permanentes con los temas «Arqueología en la zona oriental de El Salvador», abierta al público desde 2012, con información relativa a sitios arqueológicos como Corinto, Quelepa y Asanyamba, entre otros; y la sala Etnográfica, que exhibe “Cultura viva de la zona oriental” (2015) y “Acontecimientos históricos en el oriente de El Salvador”, inaugurada en el 2017.

“Los verdaderos héroes de este museo son su director y todo su personal, que promueven no solo las exposiciones que tienen que ver con esta región sino de todo El Salvador”, puntualizó Erquicia.

Galería de imágenes:

MROriente 14