Para julio, el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán exhibe como Pieza del Mes una serie de instrumentos musicales  de la época prehispánica.

 “El ser humano, a través del tiempo, ha buscado distintas formas para expresarse y para ello ha utilizado el lenguaje oral, corporal y gráfico o escrito”, explicó la arqueóloga del museo, Liuba Morán.

Para la especialista, esta necesidad de comunicación le permitió a los primeros pobladores perfeccionar su pensamiento y utilizar las materias primas disponibles de su entorno en la elaboración de herramientas o instrumentos para suplir sus necesidades de subsistencia, rituales o religiosas.

Según las investigaciones efectuadas por la arqueóloga, ciertos instrumentos construidos emitieron sonidos que les permitieron desarrollar ceremonias para conectarse con sus espíritus, dioses y antepasados, tal y como se puede ver reflejado en algunos escritos como es el “Códice de Madrid”.

“Estos se manufacturaron de materiales tales como el barro, madera, fibras, resinas, hueso, caracoles, pieles, semillas o caparazones”, sostuvo la investigadora.

Hoy en día, varios de estos forman parte de las Colecciones Nacionales de Arqueología y Etnografía, y se clasifican en pitos, ocarinas, flautas, tambores, sonajas y teponahuastes, entre otros. “Con fines académicos se ha permitido que suenen algunos de ellos, y los sonidos van en tonos desde los agudos hasta los graves”, manifestó la arqueóloga.

Sobre si se produjo música tal cual entendemos el concepto actualmente, existe una discusión permanente entre especialistas por definir si nuestros antepasados elaboraron música con estos instrumentos.  “Lo cierto es que sí produjeron sonidos y los utilizaron en su diario vivir”, dijo Liuba.

Conoce la Pieza del Mes, visita el museo de martes a sábado, de 9 de la mañana a 5 de la tarde, y los domingos, de 10 de la mañana a 6 de la tarde.

La entrada a este espacio patrimonial es de US$1.00 para nacionales y centroamericanos, y US$3.00 para otras nacionalidades.

Menores de 12 años y mayores de 60 disponen de entrada gratuita, así como los estudiantes del sector público educativo los miércoles, jueves y viernes.