La tierra fértil, la abundancia de frutos y el clima cálido  fueron determinantes para que los grupos culturales de la época prehispánica —antes de 1524—  eligieran como lugar de asentamiento, el territorio al que hoy llamamos El Salvador

El primer asentamiento humano identificado hasta la fecha fue habitado hace tres mil 500 años, dice la arqueóloga Rocío Herrera, quien nos habla en esta entrevista sobre este lugar y de cómo vivían en general los antiguos pobladores.

¿Qué culturas prehispánicas se asentaron en el territorio que ahora ocupa El Salvador?

Múltiples grupos étnicos se asentaron en el actual territorio salvadoreño. Hay que recordar que los territorios que ahora conocemos han cambiado a lo largo de los siglos y que los límites no eran inmutables. Los grupos presentes y documentados en tiempos de la conquista de América se componen de: Náhuat, Pocomam, Popoluca, Lenca, Xinca, Mangué, Chontal, Potona, Ytaulepa, Ulúa y Cholulteca, determinados por medio del lenguaje que hablaban. Esto se conoce por medio de la documentación histórica realizada por frailes, conquistadores y otros.

¿Cuál es el primer asentamiento humano del que se tiene registro?

El primer asentamiento, del que se tiene conocimiento por medio de fechamientos de carbono 14, se denominó como Sitio Arqueológico El Carmen, el cual fue registrado por Paul Amaroli en 1986.  Posteriormente, se llevaron a cabo estudios de excavación arqueológica en 1989, por los arqueólogos Arthur A. Demarest, Paul Amaroli, Bárbara Arroyo, Mary E. Pye y Jaime Myers. Este sitio se dató para mil 500 años antes de Cristo aproximadamente,  por medio del carbono 14 y por medio de seriación cerámica se asocia a la fase Locona, con cerámica de tipo Tecomate Ocos, siendo contemporánea con grupos ubicados en Chiapas y Guatemala. El sitio se ubica a tres kilómetros de la costa pacífica, en uno de los brazos del estero El Zapote, Jujutla, Ahuachapán.

Reconstrucción hipotética del sitio arqueológico El Carmen. Puede aprender más sobre el tema en la Sala de Migraciones del MUNA.

¿Cuáles son los restos arqueológicos encontrados en este asentamiento?

Se encontró un montículo de aproximadamente tres metros de altura, con una base de 60 por 50 metros, en un espacio de 32 metros cuadrados.  La estructura presenta siete pisos de ocupación superpuestos, en los cuales se observan tres hornos y doce pozos de almacenaje. Se encontró cerámica, lítica y obsidiana entre los materiales arqueológicos y se propone que el sitio era utilizado por temporadas, también se propone como un espacio relacionado con la cocción de sal y/o preparación de mariscos.

¿Qué significa “patrón de asentamiento”?

El patrón de asentamiento es la estrategia utilizada por cada grupo para adaptarse al medio ambiente en el que vive, moldeando dichos espacios de acuerdo a su pensamiento, estructura social y económica.

¿Cómo vivía una familia en la época prehispánica?

Creo que se vivía en cierta manera de igual forma que lo hacemos ahora: Tenían dirigentes, religiosos, grupos con poder adquisitivo, grupos con menos poder adquisitivo, guerreros, artesanos, comerciantes, curadores, etc.

Sus viviendas cambiaban. Dependiendo del clima en el que vivían los materiales constructivos se adaptaban, por ejemplo, si había abundancia de piedra, como lajas, cantos rodados o piedras labradas, a las cuales se les daba forma y las utilizaban para construir las casas. Se han descubierto sistemas constructivos de bajareque y paja. Mucho antes se utilizaban cuevas o abrigos rocosos como refugio. Podían vivir de forma aislada, en pequeños pueblos o grandes ciudades.

¿Es Joya de Cerén un ejemplo de la manera en cómo pudieron vivir los antiguos habitantes de nuestro país?

Joya de Cerén presenta un estado de conservación muy alto. Los objetos se encuentran en los lugares en que los pobladores los habían dejado, gracias a esto se han llevado a cabo estudios de análisis de espacios donde se realizaban oficios, se han estudiado las funciones de cada estructura, qué casa estaba a cargo de ciertas funciones extras, cómo atender el temascal, definir espacios públicos o dónde se tomaban decisiones, manipulación de espacios de cultivo de cada casa y los de uso comunitario, es por ello que podemos tomarlo como ejemplo de la forma de vida para el periodo Clásico tardío (600-900 d. C.), sin embargo, no debemos pensar que era la única forma en que vivían ni que esta pueda ser necesariamente aplicada a todas las temporalidades ni a todos los grupos étnicos.

Ilustración del complejo habitacional en Joya de Cerén. La estructura redonda es la cocina y a la par una bodega en construcción.

¿Aparte de Joya de Cerén, en qué  sitios han sido identificadas estructuras de viviendas de la gente común?

La zona de Chalchuapa posee muchos espacios de habitación. En algunos casos se han estudiado y se han encontrando bases de casas hechas de piedra, principalmente para el periodo Posclásico (900-1524 d. C).

Los centros políticos-ceremoniales tenían espacios habitacionales a sus alrededores, por ejemplo Tazumal, Casa Blanca, San Andrés, Cihuatán, etc. En algunos casos se han podido preservar por medio de la compra de mayor terreno, como es el caso de Cihuatán, en otros casos, como Tazumal, el crecimiento poblacional excesivo ha evitado que los espacios domésticos se conserven. Sin embargo, se tienen muchos sitios arqueológicos determinados como espacios domésticos, asociados o no a centros político-ceremoniales en el país.