Un informe sobre los daños en más de 90 espacios culturales a nivel nacional causados por la emergencia climática Amanda fue presentado por la ministra de Cultura, Suecy Callejas.

En términos monetarios, la intervención en los espacios culturales por la tormenta Amanda y lluvias posteriores ascenderá aproximadamente a $1 053 775.00 entre infraestructura, obras de mitigación y recuperación de espacios.

Dentro de los daños materiales significativos se encuentra el Parque Zoológico Nacional, tras la caída de árboles, inundaciones en diferentes sectores y el colapso de 30 metros del muro perimetral. Sin embargo, la funcionaria destacó que toda la colección de especies se encuentra en óptimo estado.

Parque Zoológico Nacional.

También, los parques Saburo Hirao e Infantil de Diversiones resultaron afectados con la caída de diversos árboles; los cuatro teatros nacionales reportan daños, entre estos el Teatro Presidente, donde se desarrollaban trabajos en los techos, y que tras las lluvias copiosas reporta filtraciones en distintos sectores.

Los Parques Arqueológicos Tazumal y San Andrés resultaron afectados, pero sin amenazas a las estructuras principales. En el caso particular de Joya de Cerén, la funcionaria explicó que el sitio, denominado Patrimonio Mundial de la Humanidad, ya había sido intervenido con obras de contención debido a las remodelaciones que se llevan a cabo desde meses atrás.

Anfiteatro del Parque Arqueológico San Andrés.

Por otro lado, la infraestructura de 73 Casas de la Cultura —de las cuales 60 pertenecen al Ministerio de Cultura y 13 son arrendadas— sufrió leves daños, al igual que los museos —MUNA y museos regionales— reportan daños menores.

Las instalaciones del Sistema de Coros y Orquestas, Biblioteca Nacional Francisco Gavidia y antigua Casa Presidencial también reportan filtraciones menores. Asimismo, las infraestructuras de la Dirección de Publicaciones, Escuela Nacional de Danza Morena Celarié, Ballet Folklórico Nacional y CENAR están en el recuento de daños.

En el Palacio Nacional se desarrollan obras de mitigación en los techos del sector sur desde finales de mayo; por su valor patrimonial, se ha priorizado en todo momento su intervención.

Finalmente, la funcionaria detalló que ocho bibliotecas públicas reportan filtraciones menores, pero que ya se han tomado las medidas pertinentes de resguardo del material bibliográfico.