La maestra Silvia Elena Regalado, ministra de Cultura, y el señor Ernesto Luis Muyshondt García Prieto, alcalde de San Salvador, en nombre de las instituciones que representan suscribieron un convenio marco de cooperación este 13 de julio, en las instalaciones del Teatro Nacional de la capital.

El convenio tiene como objetivo establecer una relación interinstitucional que permita la colaboración entre las partes, para que a partir de sus propias competencias legales y de conformidad a la naturaleza de cada una contribuyan de manera inclusiva a fortalecer, promover y fomentar la cultura y las artes del país.

Dentro de los compromisos de ambas instituciones se encuentran: Diseñar conjuntamente proyectos o actividades específicos que faciliten su implementación en el municipio de San Salvador e intercambiar experiencias, buenas prácticas, asistencia técnica, socialización de metodologías, así como innovaciones en temáticas vinculadas a los diferentes proyectos.

De igual manera,  garantizar que los proyectos y acciones incluyan los enfoques de derechos humanos y género con base a las estrategias del buen vivir: Equidad, inclusión social, protección social y participación ciudadana; gestionar recursos financieros y técnicos, de manera conjunta o separada, para el fortalecimiento del trabajo y desarrollo de acciones prescritas en los proyectos específicos que favorezcan las zonas de intervención.

Asimismo, fomentar las articulaciones interinstitucionales necesarias que permitan potenciar el arte, la investigación y la cultura salvadoreña; rendir informes conjuntos de los avances y finalización de los diferentes proyectos; velar por el respeto de la Ley de Cultura y la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador;  así como su reglamento y  otras normativas relacionadas.

Los firmantes, en la medida de sus posibilidades, también tienen el compromiso de poner a disposición el apoyo técnico y financiero para realizar proyectos de restauración de patrimonio cultural, arqueología, paleontología, investigación, legalización de bienes inmuebles, fomento de la lectura y promoción de las expresiones culturales.

Las partes acuerdan que las condiciones respecto a los derechos de propiedad intelectual o industrial que surjan a partir de este convenio de cooperación y de los proyectos específicos, tales como los derechos de publicación o divulgación, serán acordadas por escrito en convenios específicos.

El documento tendrá un plazo de dos años, contados a partir de la suscripción del mismo, que podrá renovarse por un igual, previo acuerdo de las partes y por escrito. Asimismo, dicho instrumento dejará de surtir efectos legales, cuando así lo determine cualquiera de las partes mediante comunicación escrita con treinta días de anticipación, sin perjuicio del cumplimiento de los programas específicos en curso.