Cientos de miles de salvadoreños y extranjeros visitaron la Biblioteca Nacional Francisco Gavidia (BINAES) en estos 150 años que lleva al servicio de la población, siendo la encargada de controlar, organizar, conservar y difundir la producción bibliográfica nacional.

Hoy, 5 de julio de 2020, el Ministerio de Cultura celebra un siglo y medio de la fundación del ente rector de las bibliotecas públicas del país. La Biblioteca Nacional Salvadoreña, como se llamó en un inició, fue fundada el 5 de julio de 1870 —según decreto firmado por el entonces presidente de la República, Francisco Dueñas—.

Durante los 150 años de existencia, la Biblioteca Nacional acogió a chicos y grandes en un mundo donde todos pueden acceder a través de las lecturas de cuentos, festivales de poesía y recorridos guiados por todas sus colecciones.

También, ha sido un espacio para unir las expresiones artísticas culturales vinculadas a las letras y, aunque por la pandemia del COVID-19 no se ha continuado trabajando de forma presencial, la BINAES se ha acercado a los usuarios por medio de las plataformas digitales de REDICCES http://www.redicces.org.sv/ (Consorcio de bibliotecas Universitarias Salvadoreñas, CBUES) y de la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano, con alojamiento en la Biblioteca Nacional de España http://www.iberoamericadigital.net/es/Inicio/.  

En estos sitios, el público encuentra información sobre obras históricas salvadoreñas y están orientados a investigadores nacionales e internacionales, así como para los salvadoreños que residen en distintos países y quieren reconocer nuestros fondos de identidad nacional.

En el caso de las visitas virtuales a REDICCES, entre noviembre 2019 y mayo 2020, se contabilizan 117 667 usuarios, tanto salvadoreños como de diferentes partes del mundo (Estados Unidos, China, Ucrania, Rusia y Francia, entre otros).

Con el paso de los años, la Biblioteca Nacional ha tenido que reinventarse con la tecnología, tanto así que cuenta con recursos electrónicos a través de una base de datos de libros recientes adquiridos en librerías en línea (compras de CBUES donadas a la BINAES). Las publicaciones son de contenido científico de todas las áreas y a esta base de datos solamente se puede acceder directamente en las instalaciones del espacio cultural.

Asimismo, posee un área de digitalización para preservar las obras históricas y los libros más importantes del patrimonio bibliográfico nacional.

En ese contexto, hasta la fecha se han ingresado 1002 registros de la bibliografía salvadoreña antigua en la plataforma de la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano, con el apoyo de la Asociación de Estados Iberoamericanos para Desarrollo de las Bibliotecas Nacionales (ABINIA); asimismo, 750 libros antiguos han sido digitalizados e incluidos en dicha plataforma virtual.

Para el futuro, a la BINAES, que es y seguirá siendo la referente nacional e internacional de la producción literaria y cultural del país, le esperan grandes proyectos como la construcción de un nuevo edificio con las condiciones e infraestructura adecuada para el resguardo y preservación del patrimonio bibliográfico del país.

La ministra de Cultura, Suecy Callejas, felicita a todo el personal de la Biblioteca Nacional por celebrar el 150.° aniversario de fundación del espacio cultural.