El Ministerio de Cultura participa en el Proyecto Arqueológico San Isidro (conocido por sus siglas como PASI), una investigación de carácter académico subvencionada por la Universidad de Varsovia.

La investigación es dirigida por el arqueólogo Jan Szymanski, quien está ya en la tercera fase de investigación correspondiente a 2021, tras la autorización de la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, que asignó a un arqueólogo institucional para que monitoree el trabajo.

El sitio arqueológico San Isidro, ubicado en el municipio de Izalco, departamento de Sonsonate, fue identificado a principios de los años 80 por el investigador Manuel López y está registrado en el Atlas Arqueológico de El Salvador con el número 11-7.

“Han sido muy pocos los estudios en el sitio, reduciéndose a algunos recorridos superficiales; en este sentido, es difícil, en el estado actual del conocimiento, afirmar o descartar que el lugar se trate de un asentamiento de filiación maya”, informó a través de un comunicado la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural.

Hasta el momento, según los datos disponibles, se presume que el lugar fue ocupado principalmente hacia el periodo Preclásico tardío (400 a. C. – 200 d. C.) o Preclásico medio (1200 – 400 a. C.).

La Dirección Nacional anticipó que el lugar “presenta varias agrupaciones de montículos posiblemente correspondientes a un centro ceremonial, en un área de más de tres kilómetros cuadrados, aunque no es posible asegurar que correspondan a un mismo sitio o se trate de distintos asentamientos pequeños”.

Durante la presente temporada, el PASI incluye efectuar sondeos geofísicos que serán útiles para la planificación de excavaciones, las que están programadas para el próximo mes de abril.

Los resultados brindarán valiosa información del sitio, que se hará del conocimiento del público en general de forma adecuada, con el fin de acrecentar el conocimiento de nuestro acervo arqueológico nacional.