El Ministerio de Cultura y la organización no gubernamental Cristosal efectuaron una jornada de sensibilización denominada “La partida: El rostro del desplazamiento forzado”, el pasado viernes 23 de agosto, en el marco del programa MUNA de Noche.

La actividad fue presidida por la directora de Museos, Karen Estrada; el director ejecutivo de Cristosal, Noah Bullock, y la directora de país de la Fundación Panamericana para el Desarrollo, Carolina Quinteros.

El objetivo de encuentro fue visibilizar la problemática y la situación en que cientos de familias desplazadas viven, debido a la falta de un reconocimiento oficial a las víctimas en condición de desplazamiento interno, y de una legislación específica para su atención y protección integral.

“Es necesario visibilizar el daño que el desplazamiento forzado causa a las familias, tanto en la época del conflicto armado interno como en la actualidad. La dificultad de la huida son sus consecuencias, la adaptación a nuevas condiciones y sus efectos a nivel colectivo”, compartió la directora de Museos.

Asimismo, la funcionaria explicó que el rol del MUNA va más allá de lo expuesto en sus salas y vitrinas; “el papel de la de la nueva museología es aquella que sirve para la vida misma”, declaró.

Las actividades iniciaron con la proyección del cortometraje “La partida”, inspirado en el caso de una familia amparada por la Sala de lo Constitucional en la sentencia 411-2017.

El material audiovisual, dirigido por René Magaña, también contiene detalles de otros casos, a fin de construir una narrativa conjunta y emblemática que permita a la población conocer el fenómeno del desplazamiento y sus consecuencias.

Para ello, el contenido del corto y sus alcances se abordaron junto al público, mediante un panel integrado por Norma Fernández, abogada y notario con experiencia en el acompañamiento a víctimas de violaciones a Derechos Humanos; Julio Magaña, abogado y notario con experiencia en Derechos Humanos y grupos en condiciones de vulnerabilidad, y Ricardo Landaverde,  licenciado en Lenguas Modernas, maestro en Relaciones Interculturales, productor y guionista de “La partida”.

El foro fue conducido por la antropóloga del MUNA, Ninel Pleitez, quien hizo hincapié en el papel de los museos para la sensibilización, educación y búsqueda de soluciones a estos flagelos sociales. “Como museo, nos interesa ser espacio de diálogo para este tipo de problemáticas sociales. Se trata de construir espacios en los que generemos propuestas para realidades tan difíciles como esta”, dijo la antropóloga.

Por otro lado, la jornada incluyó la inauguración de la exposición temporal fotográfica titulada “Señales de una crisis”, que estará abierta al público hasta el 8 de septiembre, en el foyer del museo.

La muestra es producto del trabajo de los fotoperiodistas Víctor Peña (El Salvador) y Delmer Membreño (Honduras), quienes retratan la cotidianeidad de las víctimas de desplazamiento forzado de ambos países de la región centroamericana.

Simultáneamente, en la sala lúdica del museo, el colectivo La Mosca Azul ofreció una sesión de relatos orales cortos acerca de las vivencias de víctimas de desplazamiento forzado.

Asimismo, la velada contó con la participación del ensamble de cuerdas LiberArte, integrado por jóvenes exprivadas de libertad, del Centro de Inserción Social Femenino del ISNA, y la interpretación musical del grupo de jazz instrumental Buxo Don Luis.

Para el director ejecutivo de Cristosal, Noah Bullock, el evento tenía la intención de generar conciencia en la sociedad para volverla más empática con la crisis de los desplazados forzosamente. “El reconocimiento va más allá que una política pública. Es un compromiso de ser solidarios con las víctimas. Para que haya cambios estructurales, el pueblo también tiene que tomar cartas en el asunto y ¿qué mejor vehículo para esto que la cultura?”, cerró Bullock.

La actividad conmemoró el aniversario de la emisión de la sentencia 411-2017, de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (13 de julio de 2018) y la presentación de la propuesta de Ley especial para la prevención y protección integral de víctimas de violencia en condición de desplazamiento forzado por parte de Cristosal.

El MUNA de Noche tiene como prioridad volverse un espacio de diálogo y encuentro para acercar temas de relevancia social a la población a través de actividades artísticas y culturales.

Galería de imágenes:
https://www.flickr.com/photos/culturasv/albums/72157710561426061