Desde su fundación, la Red de Casas de la Cultura ha tenido como propósito el crear, fortalecer y establecer espacios fundamentales para el desarrollo cultural de las comunidades. Actualmente, el propósito se mantiene con la generación de servicios bibliotecarios y  talleres de formación vocacional.

Dichos servicios son posibles gracias a la gestión territorial. En 2013, fue lanzado el “Instructivo para el funcionamiento de los comités de apoyo y procedimientos para la administración de transferencia de fondos de la Red de Casas de la Cultura”, el cual permitía apoyar la ejecución de actividades culturales con la creación de comités de apoyo compuestos por un presidente, vicepresidente, vocal y síndico.

Recientemente, tomando como tema central la inclusión y la participación ciudadana, se creó un nuevo documento, “Instructivo de los Comités Ciudadanos de las Casas de la Cultura y Convivencia”, con el objetivo de garantizar un mejor uso de los recursos y empoderar a las comunidades en materia de gestión cultural.

César Pineda, director nacional de las Casas de la Cultura para el Desarrollo de la Convivencia y del Buen Vivir, nos comenta entusiasmado sobre este nuevo enfoque y de los proyectos que este instructivo trae consigo.

¿En qué consiste el “Instructivo de los Comités Ciudadanos de las Casas de la Cultura y Convivencia”?

 El instructivo es una serie de pasos, normativas y procesos que deben seguir los comités de apoyos de las Casas de la Cultura —integrados por ciudadanos voluntarios— para el manejo de los fondos estatales que la Secretaría de Cultura les asigna. Estos son procedimientos que están apegados a las leyes de nuestro país. Garantizan la transparencia en el uso y el manejo de estos fondos públicos.

Los anteriores manuales eran de 2013. Establecían los procesos de cómo se organiza, qué es un comité, quiénes lo conforman y cómo deben utilizar esos fondos; también, cómo deben administrar la gestión de la cultura.

Esos manuales básicamente estaban conformados de una manera más tradicional de lo que es una junta directiva -— compuesta por un presidente, vicepresidente, secretario, síndico y un vocal—, esa era la forma en la que estaba el anterior instructivo y que se elegía en una asamblea y eran elegidas estas personas.

¿Cómo van a estar conformados los comités con el nuevo instructivo?

El nuevo instructivo posee otra orientación, está apegado a la Política Participativa Ciudadana, con un enfoque de la gestión cultural más participativo y conforme al manejo, uso de fondos y de los planes de gestión cultural de los municipios.

Con el nuevo instructivo se llaman “Comités Ciudadanos”, estos son elegidos en una asamblea ciudadana, que es el mecanismo de máxima autoridad  y toma de poder que se le otorga a la población en los territorios. De hecho, en este mes se están haciendo las convocatorias en las 163 Casas de la Cultura para conformar esas asambleas y que se puedan proponer voluntariamente todas aquellas personas que quieran conformar los Comités Ciudadanos que ahora estarán conformados por comisiones.

Habrá cinco comisiones: Una Comisión de Coordinación General y Finanzas —esta será la que tendrá la figura legal y jurídica de esta entidad de toma de decisión local—,  va a estar conformado por un coordinador general, un coordinador financiero y un secretario de actas; Asimismo, junto con el director de la Casa de la Cultura tendremos una Comisión de Difusión Cultural, que van a ser los encargados de promocionar e impulsar las actividades culturales; También, va existir una comisión que se encargue de toda la producción de la cultura, de las producciones artísticas y de gestión. Esta última buscará recursos para que no solamente sea el apoyo del Estado, también con las empresas privadas, personas altruistas o líderes de su localidad.

Los Comités Ciudadanos también cuentan con una Comisión de Desarrollo Comunitario y de Convivencia. Se van a encargar de mapear a los artesanos que existen en los municipios, todas aquellas iniciativas de cultura viva comunitaria, de jóvenes, de mujeres, de personas adultas mayores, de personas con discapacidad. Asimismo,  llevar los servicios culturales a cantones, caseríos y plazas públicas.

Se tendrá una Comisión de Formación Artística No Formal. Esto también le dará cumplimiento a la Ley de Cultura. Con el funcionamiento de esta y con los fondos que como Estado les demos, el 60% será utilizado para la contratación de maestros en las diferentes disciplinas artísticas: Teatro, danza, ballet, música y pintura.

En sí esos son los grandes cambios al instructivo anterior, que era básicamente lineal. Ahora,  lo que se pretende es que el ciudadano se involucre y participe voluntariamente en las líneas de trabajo que como institución estamos promoviendo: La difusión cultural, la formación artística, el desarrollo comunitario y la gestión de la cultura.

¿De dónde surge la iniciativa de modificar el instructivo anterior?

Surge de los nuevos enfoques y de la reingeniería que esta administración ha estado trabajando en los últimos tres años de gobierno y más que todo en función de la política del señor presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, que mandata el trabajo en los territorios, en darle el poder y las herramientas a la gente para que pueda ser partícipe de todos los servicios culturales y de todas las acciones que la institución desarrolla en los territorios. Esto obedece a una Política Pública de Participación Ciudadana.

Este instructivo ha sido creado en conjunto con la Secretaría de Participación Ciudadana, Transparencia y Anticorrupción, que son nuestros aliados estratégicos en cuanto a territorio y que en estos años han estado trabajando un programa piloto en los sectores priorizados por el Plan El Salvador Seguro de las Casas de Cultura y Convivencia.

Se empezó a trabajar este modelo donde ya no eran juntas directivas, sino verdaderos comités de voluntarios y voluntarias que se hacen cargo de las soluciones, problemas y de las virtudes que tienen sus comunidades.

¿Cuál es la base legal en la que se apoya este nuevo instructivo?

 Se centra principalmente en el artículo 53 de nuestra Constitución de la República, que reconoce a la cultura como un derecho inherente a la persona. Añadido a eso encontramos diferentes artículos de la Ley de Cultura, que menciona la participación ciudadana como principio rector en la construcción de identidad y que cita a las Casas de la Cultura como espacios generadores y promotores de las diferentes prácticas culturales.

¿Quiénes serán los beneficiados de esta renovación?

 Yo creo que los mayores beneficiados serán los trabajadores y trabajadoras de las Casas de la Cultura, los directores y directoras, porque van a tener una base y un aliado estratégico en sus territorios, que es la comunidad, esa será su mayor fortaleza. Luego, los jóvenes y la ciudadanía en general.

Recordemos que estas son herramientas que la institución otorga para que la población participe y pueda hacerse responsable de la toma de decisiones en sus municipios.

¿Cuáles son los frutos que espera obtener?

Los frutos que cosecharemos es un mejor uso de los fondos y de la gestión cultural en los territorios, porque la gente va a tener que dar cuentas al resto de la población de esos fondos que están administrando.

Lo que necesitamos es mayor voluntariado y más gente que se acerque a las Casas de la Cultura para que esto se dinamice y podamos gestar estos procesos culturales en las comunidades.

 ¿Existen proyectos para trabajar con estos nuevos comités?

Sí. Se espera desarrollar capacitaciones a nivel nacional, tanto a nuestro personal como a los ciudadanos, sobre este nuevo enfoque de participación ciudadana, de convivencia y de gestión de la cultura desde los territorios.

¿Existen requisitos que debe cumplir una persona para poder conformar estos nuevos comités?

Los comités son inclusivos, son diversos y no son discriminativos. Aquí pueden participar todos los ciudadanos y ciudadanas mayores de 18 años que quieran trabajar voluntariamente a través del arte y la cultura en sus comunidades sin distinción de raza, sexo, orientación o preferencia sexual, religiones o partidos políticos.

Es totalmente abierta para toda la ciudadanía, a quienes hacemos un llamado para que se acerquen a las Casas de la Cultura, pues en este mes de enero se están desarrollando las asambleas para que puedan conformar estos comités.

 

Relanzamiento casa de cultura de Apopa_06