Tras el éxito del primer concierto con directores asistentes, la Orquesta Sinfónica de El Salvador (OSES) presentará este viernes 6 de marzo de 2020, su segundo concierto en el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán.

“La apuesta de la orquesta es diversificar, ofrecer a la población otro tipo de ensambles y  de música, otro tipo de espectáculo ampliando nuestro espectro de repertorio, tocar desde música de cámara en pequeños formatos hasta música de grandes dimensiones, abarcando periodos desde la música más antigua con un ensamble pequeño hasta ensambles grandes, con repertorio popular o mucho más moderno”, dijo el director titular de la OSES, Martín Corleto, tras el concierto del pasado 28 de febrero.

En ese concierto participaron dos directores asistentes: el primero fue el músico Walter Herrera y el segundo René Hernández, quien dirigió y tocó junto a un pequeño ensamble de cuerdas y percusión la “Serenata n.° 6 en re mayor”, de W. A Mozart, en estreno en nuestro país, por la pieza en sí misma y por la manera en que fue interpretada, pues todos los músicos a excepción del percusionista y los dos chelistas estaban de pie.

“Esta es una serenata concertante. Tiene la particularidad de que los cuatro solistas todos estábamos de pie, porque en la antigüedad, antes del periodo clásico, en el barroco, no había la figura del director de orquesta, entonces el violín, el líder, dirigía el ensamble. Se me ocurrió hacerlo de esta forma, aunque para la época de esta serenata ya existía música de orquestas y director”, dijo el violinista René Hernández.

“Creo que fue bonito hacer música de cámara con todos involucrados. Trabajamos detalles juntos, les expliqué mi idea musical. Me gustó más tocar de pie, fue más emocionante, todos estamos de solistas”, agregó el músico y agradeció los “cálidos aplausos del público”, que ovacionó al ensamble al cierre de la obra.

Kiandra Melgar, cantante de la Ópera de El Salvador y asidua de las presentaciones de la orquesta, opinó: “La verdad me gustó mucho el último acto, porque estamos acostumbrados a verlos de una forma y ahora fue bien diferente, se sintió bien distinto”.

El maestro Corleto, por su parte, añadió: “El  proyecto de directores asistentes permite que varios músicos de la orquesta puedan desempeñarse como directores, montando obras y otro tipo de repertorio desde otras posiciones y desde la experiencia de ellos. Eso nos enriquece como ensamble, nos acerca a todos y nos permite generar otros productos para otras audiencias, quiere decir que podemos alcanzar mayor población”.

El próximo concierto, del 6 de marzo, incluye las obras de W. A. Mozart: Obertura de la ópera “Idomeneo, rey de Creta”, dirigida por Corleto; “Sinfonía n.º 29 en la mayor”, bajo la batuta de Rolando Ramos; “Sinfonía n.º 31 en re mayor”, por Alejandra Funes; y “Sinfonía n.º 33 en si bemol
mayor”, por Luis Ramírez.

El concierto se brindará en el marco del programa MUNA de Noche, que se lleva a cabo todos los viernes y sábados en horario extendido de 6:00 p. m. a 10:00 p. m.