Con el objetivo de divulgar la memoria histórica, la exposición itinerante denominada: “La memoria de las luciérnagas. Testimonios de mujeres sobrevivientes de El Mozote y sitios aledaños”, llegó al caserío El Mozote, departamento de Morazán, el pasado sábado 11 de noviembre.

La visita se enmarcó dentro del Festival de la Memoria organizado por el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU), en donde la Secretaría de Cultura de la Presidencia se sumó acercando la muestra a las comunidades aledañas.

El encuentro fue  presidido por la directora ejecutiva del ISDEMU, Yanira Argueta; en representación de Secultura, el museógrafo Jesús Benítez, y la presidenta de la Asociación Promotora de Derechos Humanos de El Mozote, María Dorila Márquez.

“Secultura, a través de sus diferentes dependencias, está trabajando en el rescate de la memoria histórica y desde el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán (MUNA) se producen investigaciones en este campo. Se está apoyando con la señalización de la Ruta de Memoria y, sin dejar de lado, esta exposición que hoy traemos a la comunidad”, dijo Benítez.

Por su parte, la representante del ISDEMU dignificó la labor de las mujeres en la conservación de la memoria y la transmisión de la misma: “Para que haya reparación debe conocerse la verdad y reconocemos que esta memoria de El Mozote sana a través de las vivencias de las mujeres, porque la mayor parte de personas masacradas fueron mujeres”, comentó Argueta.

“La memoria de las luciérnagas”, recopila los testimonios de los hechos ocurridos en diciembre de 1981, bajo la mirada de las mujeres como protagonistas, utilizando fotografías, bordados, poemas y canciones elaboradas durante los procesos de recuperación de la memoria histórica.

Las mujeres sobrevivientes interpretaron la canción “Manos de mujer”, de creación colectiva.

El Festival de la Memoria incluyó participaciones artísticas del grupo de danza de El Mozote, declamación de poemas, la presentación de la obra “El caserío encantador” (guion inspirado en la historia de El Mozote), los niños y niñas de La Colmenita de la localidad, el grupo andino Ejeckat, de la Casa de la Cultura de la zona, y la participación del grupo musical Los Tobares Juniors.