Una multitudinaria respuesta favorable tuvo la cuarta edición de la Nuit Blanche (Noche Blanca), la cual tuvo lugar el pasado 6 de abril, en el circuito Gran Zona Rosa y, su nueva modalidad, centro histórico de la ciudad capitalina.

El acto de inauguración se efectuó en la Plaza de los Artistas del Museo de Arte de El Salvador (MARTE) y estuvo presidido por la ministra de cultura, Silvia Elena Regalado; la secretaria de cultura de San Salvador, María Luisa Escobar; la presidenta de la Asociación del MARTE, Elidia Lecha de Lindo, y el director de la Alianza Francesa en San Salvador y representante del comité organizador de la Nuit, Max Vasseur.

“Arte y cultura se mueven por nuestros espacios y me sumo a esos deseos que esta tarde-noche no sea solo en San Salvador sino que alcance a todo nuestro país, como una intención de llevar la paz a nuestra patria”, expresó Regalado.

El Ministerio de Cultura de El Salvador se sumó abriendo el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán (MUNA), el Teatro Presidente y Nacional de San Salvador, el Palacio Nacional y la Biblioteca Nacional de El Salvador Francisco Gavidia (BINAES).

El MUNA atendió a más de 5 mil visitantes, quienes gozaron durante toda la jornada de recorridos guiados a las salas permanentes de exhibición, selección de videoclips salvadoreños y cortometrajes, taller de coloreo y cuentacuentos de tradición oral latinoamericana con Pablo Agudelo.

Además, el concierto italiano denominado “Paradigma musical”, dedicado a Leonardo Da Vinci; animación a la lectura titulada: “Juguemos a leer”, a cargo del director de la Dirección de Publicaciones e Impresos (DPI), Mario Noel Rodríguez; una sesión de mimo, por Roberto Carbajal, y la participación del Coro Patrimonial, que ejecutó «La armónica de cristal» (experimento acústico), como parte de los conciertos didácticos denominados “Para crecer cantando”.

El museo también puso a disposición un mural para que los visitantes compartieran sus experiencias dentro de la Noche Blanca.

Asimismo, en el auditorio Pedro Geoffroy Rivas se proyectó la película «Roma», con el apoyo de la Embajada de México en El Salvador y la Secretaría de Cultura de San Salvador.

La media luna del museo albergó a productores locales en la feria “Un pueblo, un producto”.

Para Melissa Alvarenga, la idea de abrir el centro histórico fue genial. Sin embargo, “mi corazón y mi familia no dejamos de asistir a las actividades del MUNA, nos encanta este museo”, dijo la joven.

A través de su cuenta de Twitter, Salomón Rudamas compartió: “Efecto nuit blanche: Mi mamá quiere ir al MUNA el otro finde”.

Más de 50 centros culturales participaron de esta cuarta edición, la cual busca recuperar el espacio público a través de la creación artística, promover la democratización de la cultura, consolidar la relación entre los operadores culturales y turísticos del país, reforzar la imagen innovadora, dinámica y creativa de la capital, y su voluntad de ser una ciudad abierta y segura.

Galería de imágenes:
https://www.flickr.com/photos/culturasv/albums/72157706433352451