El Centro Cultural de España en El Salvador (CCESV) presenta la segunda edición del Festival de Teatro Hispano Salvadoreño, dedicado este año al escritor José Sanchis Sinisterra, cuyo trabajo formativo es un eslabón importante en el desarrollo de la dramaturgia de la región, y en ese marco la Cachada Teatro se presentará con “La casa de Bernarda Alba”, en el Teatro Nacional de San Salvador (TN).

La obra, escrita por el dramaturgo español Federico García Lorca, está bajo la dirección de Egly  Larreynaga. El diseño de la escenografía y de vestuario corresponden a Roberto Baiza.

Magdalena Henríquez, Ruth Vega, Wendy Hernández, Evelyn Chileno, Magaly Lemus y Mariam Santamaría son  las actrices que conforman el elenco y quienes darán vida a una de las obras más aplaudidas de Lorca.

Una madre presa de sus propias creencias somete a sus hijas al encierro y al luto. Sin embargo, el deseo de libertad, de correr lejos del qué dirán y la rebeldía que rebulle dentro de los cuerpos de mujeres a quienes se les ha enseñado a reprimir sus deseos convertirán una casa sostenida por las apariencias, en un nido de gritos ahogados que de alguna u otra manera se harán escuchar. Esa es la dramática historia que Egly Larreynaga y Javier Sánchez han adaptado para retratar la realidad de El Salvador.  

Las presentaciones tendrán lugar en la Gran Sala María de Baratta del Teatro Nacional de San Salvador, el viernes 11 de octubre a las 6:00 p. m.; y el sábado 12 y domingo 13 de octubre a las 5:00 p. m.  La entrada es gratuita. La obra puede ser vista por mayores de 15 años.

Para mayor información pueden escribir al  correo electrónico recepcionccesv@gmail.com.

Sobre el grupo

La Cachada Teatro dio sus primeros pasos en 2011, fruto de un trabajo intensivo de empoderamiento femenino a través del teatro. Las integrantes son mujeres que provienen del sector denominado como trabajo informal. Después de 8 años de carrera, las actrices siguen formándose y diversificando su obra y dramaturgia.

Ellas han construido un espacio no solamente de aprendizaje en la técnica teatral, sino también un espacio de creación colectiva, donde los relatos y las vivencias de las mujeres participantes son el punto de partida, creando ellas mismas sus propios materiales, y en un espacio para detenerse a pensar y expresarse, desde la palabra y el cuerpo.