En 1993, el sitio arqueológico Joya de Cerén fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La aldea agrícola maya, sepultada hace 1,400 años por las cenizas de la erupción del volcán Loma Caldera, recibió la máxima distinción debido a su importancia excepcional cultural.

A 24 años de ese histórico nombramiento, la directora nacional de Patrimonio Cultural y Natural, Irma Flores, nos habla del significado de dicha denominación y, de los proyectos a corto y largo plazo.

Joya de Cerén cumple este 11 de diciembre de 2017, 24 años de haber sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad ¿Qué significa para nuestro país, tener un sitio arqueológico con esta denominación?

Contar con un sitio declarado como Patrimonio de la Humanidad,  es muy significativo,  ya que  este se convierte en un legado no solo de El Salvador, sino que de la comunidad internacional y ello se debe a la importancia que este lugar posee por su significado cultural brindado por su valor universal  excepcional. Esto quiere decir que no existe otro sitio similar a nivel mundial. De igual manera, esto lo hace un referente identitario  para la población salvadoreña a nivel nacional y los que viven fuera del país,  pues se vuelve un sitio emblemático orgullo de los salvadoreños.

¿Qué tipo de consideraciones tomó en cuenta la UNESCO para declarar a Joya de Cerén Patrimonio Cultural de la Humanidad?

Se estimó que el sitio da testimonio de una tradición cultural, de una civilización viva o desaparecida; que su estado de conservación, aporta un testimonio excepcional sobre la vida cotidiana de los agricultores contemporáneos a los grupos mayas; que el sitio refleja el sistema de domesticación de plantas y animales y  el entorno natural de hace 1400 años; que en el sitio son visibles los sistemas de almacenamiento y producción de materiales vegetales (cestería); que el lugar es un ejemplo sobresaliente de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico, tecnológico o de paisaje que ilustra una etapa significativa en la historia humana; que nos muestra el sistema constructivo en tierra prehispánico (tapia y bajareque); que posee el único registro de baño sauna (temazcal) en buen estado de conservación en Mesoamérica de esa época; que refleja el impacto de un evento natural  en una aldea maya; que es un sitio arqueológico excepcional para el estudio  multidisciplinario de conservación  de arquitectura de tierra y arqueología doméstica; y que además es un sitio arqueológico de referencia a nivel mundial, y puede ser un instrumento para reforzar la identidad nacional de los salvadoreños.

¿Cuáles son los esfuerzos que desde Secultura se han realizado durante estos 24 años para mantener el nombramiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad para Joya de Cerén?

En primer lugar,  dada la importancia de Joya de Cerén y lo que significa para el mundo, desde la Secretaría de Cultura de la Presidencia, en estos 24 años se ha buscado preservarlo, dándole el mantenimiento adecuado a cada una de las estructuras,  esto incluye protegerlo de las catástrofes naturales -terremotos, huracanes, tormentas, conflictos sociales y armados-. Es de tomar en cuenta que al ser la arquitectura a base de tierra cruda  las cubiertas aunque provisionales han  sido la primera protección brindada e igualmente se estableció como política de conservación no descubrir más estructuras sino se cuenta con los recursos económicos y técnicos para implementar las obras de protección que requiere un sitio de esta naturaleza. Esto no ha limitado en estos 24 años,  llevar investigaciones científicas relacionadas con temas asociados al sitio.

Como parte de la conservación y puesta en valor del sitio,  se han destinado recursos desde la Secretaría de Cultura de la Presidencia,  como haber construido el Museo de Sitio,  en el que se muestran los diferentes hallazgos y su interpretación, esto permite entender el lugar; además, destinar personal administrativo y de campo para las labores de gestión y  mantenimiento.

Es de destacar que hemos contado con el apoyo de la sociedad civil organizada como la Fundación Nacional de Arqueología de El Salvador (FUNDAR), que del 2004 al 2009 coadministró el sitio y dio aportes para su manejo y puesta en valor.

¿Qué actividades culturales se han planificado para celebrar los 24 años de la declaración?

Como ya estamos en  la víspera de los 25 años de haber sido nominado como Patrimonio de la Humanidad, se tiene planificado en el transcurso de 2018, desarrollar un ciclo de conferencias y charlas con el fin de dar a conocer nuevos datos del lugar,  producto de investigaciones recientes conducidas por el Dr. PaysonSheets (considerado el descubridor de Joya de Cerén).

Por otra parte, en coordinación con el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán, se hará una exposición temporal, con el fin de que la población pueda conocer más sobre la cultura maya y cómo era la vida cotidiana de sus habitantes hace más de  1,400 años, y de lo cual, Joya de Cerén es un testimonio de ello. También, tenemos contemplado implementar actividades lúdicas  dirigidas a  jóvenes de diferentes edades , con el objeto de que se apropien del lugar, lo valoren y a la vez, se vuelvan guardianes del mismo;  especialmente para la juventud que es parte del entorno inmediato, es decir que viven en los alrededores a Joya de Cerén.

En reuniones con el Departamento de Antropología de la Universidad de El Salvador,nos han manifestado su interés en ser parte de las instituciones que aporten a la difusión  y valorización de nuestro único sitio Patrimonio Mundial.

Recientemente un comité franco-salvadoreño de canje de deuda aprobó destinar 900 mil dólares para mejorar el sitio, ¿En qué consisten estas obras?

Entre las obras principales que se realizarán está la sustitución de las cubiertas de los complejos 1, 2 y 3, ya que los techos que existen,  se colocaron de manera provisional al momento del descubrimiento (1976) y según se fueron excavando (1978-1995). Con los fondos franco-salvadoreños se colocarán cubiertas apropiadas que contribuirán a mejorar las condiciones ambientales al interior de cada uno de los complejos y con ello la conservación de las estructuras. De igual manera, se dotará al parque de nuevos senderos, que permitirán una mejor recreación de cada uno de los complejos (4), permitiéndole al visitante una mejor comprensión del lugar,  ya que las estructuras se podrán observar desde varios lados, que en la actualidad es imposible. Asimismo, se implementará una nueva señalética y mejoras en el museo de sitio en cuanto a la museografía.

Las excavaciones que se realizarán en el marco del proyecto aprobado por el comité franco-salvadoreño serán dirigidas por  la arqueóloga Michelle Toledo ¿Qué representa este hecho para la Arqueología de El Salvador?

La arqueóloga Michelle Toledo, viene realizando labores de conservación en el sitio desde el 2011,   y hoy en día, tendrá el privilegio de dirigir investigaciones arqueológicas en el lugar;  esto en el marco de los sondeos que son necesarios para colocar las columnas de las nuevas cubiertas.

Un aspecto  importante a destacar, es que son mujeres arqueólogas salvadoreñas las primeras en conducir investigaciones en el lugar. Anteriormente, desde al año 1978, las investigaciones en su mayoría han sido coordinadas y dirigidas por el arqueólogo estadounidense Dr. Payson Sheets de la Universidad de Boulder, Colorado, con quien a nivel de estudiantes sí ha habido  salvadoreños hombres y mujeres como parte del equipo. Por parte de la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural a través del Departamento de Arqueología, anteriormente se ha  trabajado en dicho sitio. En 2004 la arqueóloga salvadoreña  maestra Claudia Ramirez, investigó  la Estructura 12, en esa ocasión se encontraron algunas vasijas y en una de ellas tenía el símbolo de un ave  que se cree es un pichiche;  y en el   2008  excavó los pozos  para las columnas de la cubierta del Complejo 4, en esta ocasión, se encontró un ratón de la época prehispánica.

A largo plazo ¿Cuáles son los planes que se tienen para el sitio?

Entre nuestros planes está contemplada la creación de un área lúdica para la difusión y sensibilización de la población en general; dotar al parque de nuevos senderos y señalética.; actualizar el Plan de Manejo  del lugar  y coordinar con las autoridades locales que tienen incidencia en el territorio, a fin de velar por la valoración del  entorno  al sitio, y muy importante: involucrar a la población local del cantón Joya de Cerén, comunidades cercanas y  área urbana de San Juan Opico;  para que ellos sean los principales defensores del lugar y que a la vez,  puedan apropiarse de las bondades que un sitio Patrimonio Cultural de la Humanidad derrama sobre los territorios cercanos.