La Secretaría de Cultura de la Presidencia, en coordinación con la Dirección Nacional de Casas de Cultura para el Desarrollo de la Convivencia y del Buen Vivir, y el departamento de Pueblos Indígenas llevaron a cabo la celebración de la Expresión de la Religiosidad Indígena, mejor conocida como Martes de Carnaval o Día de las Comadres.
martes de carnaval_02Esta actividad se retoma de la visitación y abrazo que realizó la Virgen María a su prima, santa Isabel, y se celebra, según la práctica católica, el martes antes del Miércoles de Ceniza.

Como su nombre lo dice, el Martes de Carnaval es una fiesta para todos los Izalqueños, en especial para los pueblos originarios, puesto que la fiesta significa un límite en el cual el hombre y la mujer deben tener un cambio de actitud de manera positiva.

El festejo de la tradición se llevó a cabo en la Casa de la Cultura de Izalco, en donde decenas de lugareños asistieron para conocer un poco más, mantener y ser parte de esta costumbre.
“El objetivo de la Casa de la Cultura de Izalco al llevar a cabo estas actividades es la de salvaguardar, promover y retomar este tipo de rituales para que no queden en el olvido”, manifestó Iris Larín, coordinadora de la Casa de la Cultura de Izalco.

martes de carnaval_03La dinámica de la festividad consistió en tomar un cascarón de huevo previamente decorado, lleno de viruta y harina, elegir a una persona —por afinidad, valores, amistad, manera de ser o virtudes— y reventárselo en la cabeza. Se dice que este ritual contiene en sí mismo el principio de vida y el ser de todas las cosas, las cuales a su vez necesitan salir del cascarón para poder existir, por lo que al reventarse los cascarones entre sí la gente no hace sino abrir su relación a una nueva etapa: una de mayor confianza y cariño.

La risa y el entusiasmo de los asistentes ante la tradicional dinámica fue notoria; los niños aprendían esta tradición adoptada por los primeros católicos indígenas.

“Para mí es importante que la cultura de los pueblos indígenas se conozca y se transmita de generación en generación, para que se mantengan los valores de la comunidad indígena que vivió con fe, perseverancia y bien en común la fe católica”, manifestó don Alonso, vicepresidente del Comité de Apoyo de la Casa de la Cultura e integrante de la cofradía mayor de Padre Eterno y de la cofradía de la Virgen de la Asunción o Virgen de Agosto.

martes de carnaval_05A la actividad asistieron autoridades locales, representantes de pueblos originarios y César Pineda, director nacional de Casas de Cultura para el Desarrollo de la Convivencia y del Buen Vivir, quien manifestó: “con la visualización de estas tradiciones, nuestros ancestros de una manera sencilla, lúdica y simbólica nos muestran la necesidad de convivir y compartir en comunidad; esta es la base de la cosmovisión del buen vivir: vivir en armonía, justicia, solidaridad y equilibrio con uno mismo y el entorno. El Día de las Comadres es un sincretismo de estos valores humanos”.
La actividad culminó con risas, abrazos, convivencia y con el tradicional baile de “El son de las comadres”, entre los compadres y comadres.