28 sitios forman la Ruta de Memoria Histórica en El Mozote y lugares aledaños  -de la masacre perpetrada el 11, 12 y 13 diciembre de 1981- que Secultura a través de la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural y Natural y el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán creó, con el objetivo de visibilizar los espacios que la población local reconoce como emblemáticos y representativos.

La instalación inició el 8 de enero e incluye los caseríos Pinalito, El Mozote, Ranchería, Toriles, Jocote Amarillo, cantón Cerro Pando y La Joya,  de los municipios de Arambala y Meanguera, Morazán, donde el Batallón Atlacatl asesinó a más de 900 personas de la población civil, entre ellos, niños, jóvenes, mujeres, hombres y ancianos indefensos.

“Me parece bien la ruta porque ya se van a conocer los lugares donde hubo más masacre, porque viene mucha gente y nos visita y ya van a poder detenerse a ver las placas y van a decir aquí también hubo masacre, porque a veces dicen solo El Mozote y cuando no fue solo este caserío. Desde Árambala empezó, y siguió la ruta del Pinalito”, expresó doña María Trinidad Díaz, quien perdió 12 familiares en la en el caserío Pinalito, entre ellos sus padres y su abuelo de 85 años.

El Lic. Jesús Benítez (izquierda) del Departamento de Museografía del MUNA, ´dirigió la instalación de la ruta.

La creación de la Ruta Histórica deriva del Programa de Desarrollo Social Integral de El Mozote y Lugares Aledaños, creado a partir del Decreto Ejecutivo No. 53, publicado el 2 de septiembre de 2016, en el Diario Oficial,  en respuesta a la Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (de 2012), en la cual se determinó la responsabilidad del Estado salvadoreño por graves violaciones de derechos humanos, y se dispuso el cumplimiento de medidas.

“Esta es una de las medidas dirigidas a reparar de manera integral a las víctimas de la masacre y a rescatar la memoria histórica de estos lugares afectados por la misma”, dijo la antropóloga Astrid Francia del Departamento de Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI).

La ruta fue creada con el apoyo  de sobrevivientes y sus familiares; y de habitantes de las comunidades, quienes  identificaron los lugares de memoria que forman parte del paisaje cultural.

“Con ellos creamos una cartografía social, la cual consistió en representar en mapas, la ubicación de los lugares más representativos para la comunidad, muchos de ellos actualmente se encuentran abandonados, y según la tradición oral representan los hechos suscitados en 1981”, dijo Francia.

“En los Toriles murieron mis tíos, mi abuela y mi hermana, y aquí en el Mozote mi papá, mi mamá y cuatro hermanos”, dijo doña Sofía Romero, para quien la ruta ayudará a preservar la memoria histórica,  para las “nuevas generaciones y los visitantes”.

Como parte de la Comisión del Programa de Desarrollo Social Integral de El Mozote y Lugares Aledaños, Secultura se comprometió a señalizar las rutas memoriales en sitios de memoria histórica en las zonas de influencia del Programa;  emitir declaratorias de bien cultural para sitios históricos seleccionados; mejorar el monumento construido para recordar a las víctimas en la plaza del caserío El Mozote; establecer un centro de memoria en el lugar donde fueron masacradas las mujeres en El Mozote; impulsar procesos de promoción de la cultura y la memoria histórica, con jóvenes de las zonas de influencia del programa; y  establecer un lugar para recordar a las víctimas, en cada una de las poblaciones afectadas. Todos los compromisos han sido cumplidos por Secultura.

Álbum de fotos:

RUTA MEMORIA CERRO PANDO