La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Fundación SM, en coordinación con el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología convocan a la tercera edición del Premio de Derechos Humanos Óscar Arnulfo Romero.

El galardón reconoce  la labor de centros educativos y ONG con programas a favor del derecho a  la educación, la convivencia en la escuela, la paz, las libertades, la  inclusión o los derechos humanos, entre otros.  

Pueden participar 20 países de Iberoamérica: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay.

Las candidaturas pueden presentarse hasta el 15 de mayo para optar a la Categoría A: Centros escolares (educación formal) o a la Categoría B: Organizaciones de la sociedad civil (ONG) y de educación no formal. Un jurado seleccionará dos experiencias ganadoras en cada categoría por país participante y dará a conocer su fallo el 5 de junio. Las bases completas de la convocatoria pueden consultarse en la página web de la OEI en este link https://www.oei.es/concurso-derechos-humanos/como-participar

En una segunda fase, un jurado internacional elegirá en septiembre a dos ganadores a nivel iberoamericano en ambas categorías. Los premiados recibirán 5.000 dólares para invertir en las iniciativas presentadas. Estos premios que se entregarán en el último trimestre del año en un país aún por determinar.

En la convocatoria anterior, se recibieron más de 300 candidaturas. En la fase nacional de España, el IES Almina de Ceuta con su proyecto de educación inclusiva Capaces y la Coordinadora de ONGD de Navarra con sus Escuelas Solidarias fueron las galardonadas. En la fase internacional, dos centros escolares de Bolivia y Colombia y un proyecto de ecotecnología y adolescentes de Perú y El Museo de la Imagen y la Palabra de El Salvador resultaron premiados entre los más de 300 proyectos de 19 países iberoamericanos candidatos.

Óscar Arnulfo Romero, Monseñor Romero, fue un sacerdote de El Salvador, el cuarto arzobispo de la metrópoli y un firme defensor de los derechos humanos. Fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba una misa, un hito que para muchos desencadenó la guerra civil en el país que duró 12 años y dejó tras de sí unos 100.000 muertos. El pasado 14 de octubre el Papa Francisco lo canonizó, convirtiéndole así en el primer santo de El Salvador. Su figura da nombre a este premio

Spot – III Premio Iberoamericano