Con un lleno total la Orquesta Sinfónica de El Salvador (OSES) arrancó el Festival Clásico 2020, una iniciativa musical anual que desde su primera noche acercó obras del compositor austriaco Wolfgang Amadeus Mozart a 200 salvadoreños en el Museo Nacional de Antropología David J. Guzmán (MUNA).

Organizada en un ensamble de menores proporciones, la OSES compartió el escenario con la artista Gabriela Corleto (flauta traversa) para la ejecución de la obra “Concierto para flauta n.º 1 en sol mayor, KV 313/285c” (1778); además, el repertorio presentó la obertura de la ópera “Don Giovanni, KV 527” (1787), y la “Sinfonía n.º 35 en re mayor, Haffner, KV 385” (1782).

Gabriela Corleto es parte de la Orquesta Sinfónica de Guatemala y brindó su opinión sobre el festival: “Me parece muy valioso, porque el periodo clásico no solo nos deja a nosotros como músicos una gran satisfacción, siendo un reto para nuestro desarrollo profesional, sino también el público ama al gran compositor Mozart”.

Para los conciertos del 17, 24 y 31 de enero se presentarán los destacados solistas latinoamericanos: en el clarinete, el maestro Asdrúbal Vinasco (Colombia), y, en el arpa, la maestra Priscila Steller Mora (Costa Rica/El Salvador).  

Cada concierto ofrece una experiencia única, pues el programa de cada concierto es diferente. La entrada es gratis y se realizarán siempre a las 7:00 p. m., en el auditorio del MUNA, en el marco del Muna de Noche.