Biografía

José David Calderón nació el 1 de noviembre de 1928 y aunque su carrera profesional incluye incursiones por radio, televisión y cine, es esta última la que lo acreditó como Premio Nacional de Cultura 2015.

Su larga trayectoria profesional, una buena parte de la cual está retratada en su libro testimonial “De vistas y oídas”, comenzó como cajista aprendiz de la Tipografía Central y como operario en la sección de Litografía de la Escuela de Artes Gráficas. En 1945, tras un anuncio de periódico se convirtió en locutor de la radio Intercontinental (YSI), durante la llamada Época de Oro de la radiodifusión nacional. Así trabajó en distintas emisoras, como la ya legendaria YSU, en donde se estrenó como guionista en 1950, con “El secreto del Partideño”, su primera radionovela de larga duración (43 capítulos de 15 minutos cada uno) y luego “Descúbralo usted”, serie policíaca en 50 episodios. Además del radioteatro incursionó en la publicidad radial. Paralelamente, se integró a un elenco de teatro dirigido por Darío Cossier, con quien debutó como actor en “Las de Barranco”, del dramaturgo argentino Gregorio de Laferrère.

En una academia de La Habana, Cuba, a cargo del renombrado José Obelleiro Carbajal, tomó un curso de publicidad que incluyó radio, televisión y cine.  A su regreso, en 1952, se integró como director artístico de la emisora estatal  YSS; en 1953, pasó a ser director de programación de la naciente YSDF, La Voz del Trópico, y, en 1955, volvió a YSU como director de Programas. A esa época corresponde su trabajo junto a una pléyade de artistas de la radio y el teatro, como Eugenio Acosta, Irma Elena Fuentes, Antonio Lemus y Roberto Arturo Menéndez, quienes inspiraron su siguiente paso profesional: como dramaturgo, área en la que recibió, en 1955, el primer premio de los Juegos Florales de Centroamérica y Panamá, en Quezaltenango, Guatemala, con su obra “Oropel”, y a ese premio siguieron otros en la categoría de teatro.

El paso a la televisión ocurrió con la apertura de Canal 4, que le permitió su primera producción audiovisual, en 1959, intitulada “Más allá de la angustia”, que constituye una de las primeras telenovelas realizadas en el país, transmitida en directo. De ahí pasó a Canal 6, luego a una agencia publicitaria y, finalmente, en 1966, fundó Cinespot S.A., un asocio conformado por Calderón y su entonces esposa Flor de María Carbajal, con los empresarios de agencias publicitarias Rubén Flores Rossel y Roberto Hill. De ese proyecto surge “Pasaporte al Mundial”, un documental sobre el encuentro futbolístico entre El Salvador y Haití, en Jamaica, rumbo al Mundial de México 1970, que se convirtió en un éxito de taquilla que alentó a Calderón a filmar una película de largometraje, basada en la pieza teatral “La puerta cerrada”, de su autoría, premiada en Guatemala, en 1959.

La película se intitula “Los peces fuera del agua” y fue estrenada la navidad de 1971, en una función privada en cine Fausto, y luego en la cadena Teatros de El Salvador, así como en el Teatro York, de San Francisco, California. Tras ese primer largometraje, Calderón comenzó a proyectar su segunda película: una adaptación de “Los pájaros sin nido”, de Pedro Quiteño. Las grabaciones iniciarían en el mes de noviembre, de aquel histórico 1979, pero el día 15 de octubre se produjo un golpe de Estado, el último de siglo XX, que cambió los planes de Cinespot y dejó el proyecto en un listado de pendientes que incluyen, además, la publicación de un segundo libro, sobre la historia de la publicidad en el país, basado en sus memorias.

En 1999, un acercamiento a la Universidad de El Salvador (UES) resultó en la creación de la Fundación para el Cine (FUNDACINE), un proyecto de rescate de la producción cinematográfica que en 2001 produjo un primer video, en coproducción con la Cinemateca de la UES, proyecto de la Secretaría de Comunicaciones de la universidad, y que constituye el último trabajo de Calderón como director: “El hombre de una sola mujer”.

A lo largo de su carrera, Calderón se hizo acreedor de varios reconocimientos y premios, pero a los 87 años recibió el más grande galardón que existe en el país en el ámbito artístico cultural, el Premio Nacional de Cultura. “Si el cine hubiera caminado a la par de lo que yo caminé, hasta adonde yo caminé, después de eso con nuevos elementos hubiera sido fantástico”, dijo Calderón.

esquela-calderon-01