El Ministerio de Cultura y el Club de Fotografía de El Salvador ASA 2000 inauguraron la exposición temporal: “El Salvador cotidiano”, el pasado viernes 6 de septiembre, en el marco del programa MUNA de Noche.

La actividad fue presidida por la administradora del MUNA, Nohemy Navas, en representación de la directora de Museos, Karen Estrada; el curador de la muestra, Federico Alegría, y el vicepresidente de ASA 2000, Miguel Servellón.

“Desde el punto de vista antropológico, esta muestra nos permite observar las expresiones de los salvadoreños, entre estos niños, jóvenes, adultos mayores que nos muestran el rostro de nuestra sociedad y la diversidad de nuestro país”, mencionó Navas.

La exhibición está compuesta por 28 imágenes producto del trabajo de siete fotógrafos del Club ASA 2000, quienes asumieron el reto de capturar y reflejar algunos aspectos de la vida cotidiana de los salvadoreños.

Sobre la intencionalidad de las imágenes, Alegría explicó que estas intentan “abordar lo cotidiano como una de las manifestaciones más visibles dentro del producto cultural salvadoreño, tales como la violencia y el desplazamiento forzado, señales más cruentas de un padecimiento innegable”.

Además, “El Salvador cotidiano” busca mostrar a los visitantes algunas aristas de la realidad salvadoreña, captadas por el lente de Servellón, Charlie Menjívar, Johanna Raabe, Mauricio Barrera, Rafael González, René Figueroa y Wilber Calderón.

Servellón explicó que la muestra forma parte de las actividades programadas en el Mes de la Fotografía, el cual se celebra cada septiembre. “Desde hace trece años que el Club ASA 2000 presenta la exposición fotográfica en el MUNA”, dijo el artista.

Para José Calderón, quien asistió al MUNA de Noche, la muestra le permite identificarse con la realidad que vive el país, gracias al recurso fotográfico.

La exhibición estará disponible hasta el 4 de octubre, en el balcón del museo.

El horario de atención del MUNA es de martes a jueves, de 9:00 a. m. a 5 p. m.; viernes y sábado, de 10:00 a. m. a 10:00 p. m., y domingo, de 10:00 a. m. a 6:00 p. m.

El costo de ingreso a este espacio patrimonial es de US$1.00 para nacionales y centroamericanos, y US$3.00 para otras nacionalidades. Niños menores de 12 años y adultos mayores de 60 entran gratis.