“Esta perfumera tiene escenas iconográficas de una relación de tributo y homenaje de un señor grande y uno menos grande, creo que es evidencia de relaciones entre Copán y El Salvador, entre los sistemas políticos de los mayas clásicos. Este es el primer texto jeroglífico con información histórica en El Salvador”, dice el arqueólogo estadounidense Jeb Card, sobre un frasco —de 12.5 centímetros de alto y 6 de ancho— que encontró Stanley Boggs  en Tazumal, en 1952.

El frasco  “fue hecho en Copán y fue dedicado al rey XII  de Copán, pero fue encontrado aquí. Parece que fue un regalo del rey de Copán al señor de Tazumal, probablemente alrededor del siglo VII d. C.”, afirma Card.

Por muchísimos años no se supo cuál era el significado de los glifos mayas, hasta que hace un par de años el texto fue parcialmente traducido por Card y su colega Marc Zender.

Según Card,  los glifos dicen: “Esta vasija fue dedicada y es propiedad de K’ahk’  Uti’  Witz’ K’awiil, rey divino de Copán y Señor del Sur”.

Card habló de la perfumera en el VII Congreso Centroamericano de Arqueología en El Salvador, realizado del 7 al 10 de noviembre de 2017.

 

Para el arqueólogo, la conexión política entre Copán y el occidente del actual territorio salvadoreño era muy fuerte, y los regalos del rey de Copán al señor de Tazumal pudieron ser parte de una estrategia política expansionista.

“Este frasco, con el pedernal excéntrico (descubierto en la Estructura 7 de San Andrés), con las piedras esculpidas, las cabezas de serpiente y cerámica copador de Tazumal y San Andrés parece que son parte de una expansión política. El rey XII de Copán fue el más poderoso y expansionista”, dice Card, quien asegura que monumentos dedicados a  este monarca se han encontrado en otros sitios arqueológicos del área mesoamericana.

La escena muestra a un gobernante con un penacho de cabeza de venado, un animal muy importante en la cultura maya.

El arqueólogo dice que el frasco “pudo haberse usado para guardar medicina o tabaco” y que ese tipo de recipientes eran utilizados comúnmente por sacerdotes.

La perfumera con glifos mayas que relaciona a Tazumal y a Copán se exhibe en la Sala de Migraciones del Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán.