EXPOSICIÓN CERÁMICA COPADOR

 

Mtro. José Heriberto Erquicia, Director del Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán

 

Licda. Claudia Alfaro Moisa, investigadora y curadora de la exposición, y demás compañeros del Museo Nacional de antropología que trabajaron en esta muestra

 

Compañeros de la Secretaría de Cultura

 

Señoras y señores

 

Tengan todos y ustedes Buenos días.

 

Reciban un cordial saludo de la Señora Secretaria de Cultura, Maestra Silvia Elena Regalado, quien por motivos de agenda no pudo acompañarnos esta mañana, pero me concedió el honor de representarla y poder dirigirme a ustedes a nombre de la Institución, algo que en lo personal me causa una satisfacción personal porque me consta el tremendo trabajo que aquí se realiza con el profesionalismo y rigor académico que caracteriza al Maestro Erquicia y su excelente equipo.

Hablar de arqueología, es interesarnos del conocimiento global de la experiencia humana en el pasado: cómo se organizaba la gente en grupos sociales y cómo aprovechaba el entorno; qué comían, hacían y creían; cómo se comunicaban y cómo fueron cambiando sus sociedades.

La muestra temporal “De lo Ritual a lo Cotidiano. Cerámica Copador en El Salvador” que presenta el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán, es parte de ese conocimiento global de la experiencia humana en el pasado.  Es el legado de nuestros ancestros y su desarrollo político, comercial y cultural.

Además, esta exposición es parte de la dignificación que hacemos a quienes descubren los tesoros del pasado por medio de sus investigaciones. Esta muestra es en memoria de Jorge Mejía, un salvadoreño que se consagró en vida a las investigaciones arqueológicas desde inicios de la década de 1970 hasta finales de la década de 1980, y que fuera parte de este museo.

La muestra que vamos a apreciar, consta de 7o piezas de la colección arqueológica, las cuales proceden de los sitios prehispánicos del centro y occidente de El Salvador.

Piezas que se mueven entre lo ritual y lo cotidiano; desde los contextos funerarios de las élites ubicadas en estructuras monumentales de Tazumal y como parte de ofrendas vinculadas en relaciones de poder y alianzas enviadas desde Copán a San Andrés; describiendo ámbitos cotidianos relacionados con los hallazgos en la aldea de Joya de Cerén ubicada en el valle de Zapotitán.

Como sin duda explicará más ampliamente el director del Museo, el término Copador es la contracción de dos palabras: Copán-El Salvador, sugerido por vez primera por el arqueólogo estadounidense Alfred Kidder, refiriéndose a la localización regional de estos ejemplares cerámicos en la región centroamericana del periodo clásico.

Para algunos especialistas esta cerámica era manufacturada en Copán y exportada a otras regiones, principalmente a El Salvador; sin embargo, los  hallazgos de Mejía hacen suponer que la cerámica que era consumida por la elite era distinta al consumida por la población en general.

Es decir, que las piezas eran modeladas y comercializadas por artesanos nuestros, y fabricadas de acuerdo a las exigencias del consumidor.

Según la arqueóloga Claudia Alfaro Moisa: “Es un indicador de una amplia red cultural y de comercio entre varios asentamientos, en los que se incluye Tazumal y San Andrés en El Salvador, Kaminaljuyú (en ciudad de Guatemala) y Copán (Honduras), así como con otros puntos de las tierras bajas mayas”.

Por ello hacer esta muestra reafirma el deber ser de nuestro Museo, para dar a conocer todas estas importantes investigaciones a la población que lo visita y que puede generarse mayor conocimiento de nuestro pasado y comprender con ello, nuestra realidades y la diversidad de nuestra cultura.

Felicito nuevamente al director del MUNA,  José Heriberto Erquicia y a todo su equipo de trabajo, ya que con esta iniciativa contribuyen a la salvaguarda de los saberes de nuestros ancestros, a la dignificación de nuestros investigadores y a la motivación de los estudiantes para que incrementen la investigación como fuente de conocimiento y herramienta que impulse el rescate, valorización y preservación de la memoria histórica del país.

 

Muchas gracias y buen día.