28 personas de los departamentos de San Miguel, Usulután, Morazán y La Unión participaron en el Taller de Gestión Local del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) que el Ministerio de Cultura y la Universidad Gerardo Barrios (UGB) desarrollaron en tres jornadas —el 7, 14 y 21 de diciembre de 2019— en el campus universitario migueleño.

“El taller tuvo por objetivo fortalecer las capacidades y los conocimientos de la gente de oriente;  sensibilizarlos con el tema del patrimonio cultural inmaterial, que conocieran los conceptos que se maneja en la convención de UNESCO del 2003 y el trabajo que realizamos en el Ministerio de Cultura con base en la convención;  y fortalecer los vínculos que tenemos aquí en la zona oriental con la gente que se relaciona e identifica con el PCI”, explicó la antropóloga Astrid Francia de la dirección de PCI.

En la capacitación participaron líderes comunitarios, servidores públicos, gestores culturales, investigadores, profesores y comunicadores con experiencia en el área cultural, quienes acordaron formar un grupo gestor para identificar, registrar, inventariar y salvaguardar el PCI de sus comunidades.

Uno de los participantes compartió sobre el tradicional “Velorio del patrón Santiago Apóstol”, el cual se desarrolla desde hace más de cien años en varios municipios al norte del río Torola, en el departamento de Morazán. Consiste en “realizar una procesión y llevar el santo a una casa donde se le reza durante toda la noche en agradecimiento por algún favor hecho.  Hay un rezo de tres de la madrugada en adelante y se hace con tambor”, dijo  Edson Santiago, quien documenta la actividad.

En la última jornada del taller se presentaron además las propuestas de inventariar la elaboración del cocomalt de San Miguel, una bebida hecha a base de tiste, leche, guineo y canela; el proceso artesanal de elaboración de la teja del municipio de Comacarán, San Miguel, y del barro negro de Guatajiagua, Morazán; así como la tradición del baile de “Los negritos”, que se practica en los municipios de Mercedes Umaña y Alegría, Usulután, entre otros.

El grupo acordó que se volverá a reunir para conocer los avances en el llenado de la ficha de inventario de las tradiciones de sus comunidades o municipios. “Este es el primer compromiso y fue reafirmado durante el taller”, dijo la antropóloga Francia, quien impartió la capacitación junto con sus colegas Ana Mata, Johana Marroquín y Edgardo Zamora.