“El ganador del Premio Nacional de Cultura 2015 es el cineasta José David Calderón, persona de larga trayectoria y pionero de la cinematografía en El Salvador”, anunció este día el secretario de Cultura de la Presidencia, en conferencia de prensa realizada en el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán.

Calderón fue elegido ganador de forma unánime y con beneplácito, por el jurado calificador de esta 27.ª edición del Premio Nacional de Cultura 2015, dedicada a Audiovisuales.

“Por primera vez, desde que se instauró el Premio Nacional de Cultura, estamos estimulando y reconociendo la labor de las personas que hacen cine o producen materiales audiovisuales en el país”, manifestó el Dr. Rivas.

Según el jurado calificador, integrado por Rolado Medina López, Aida Mancía de Tobías, Elizabeth Trabanino de Amaroli, Eduardo Fuentes Mixco y Jaime Aquino Loyola, Calderón fue referente nacional de los audiovisuales en El Salvador durante la segunda mitad del siglo XX.

 

Los criterios que se tomaron en consideración para elegirlo como el merecedor del galardón fueron la originalidad, dedicación y el impacto nacional de su trabajo, méritos que el artista ha demostrado a través de su extensa, productiva y creativa carrera de más de 50 años en las áreas de la cinematografía, radiodifusión, televisión, docencia e industria publicitaria.

“Es el mejor logro de mi carrera audiovisual”, manifestó Calderón, quien también agradeció por el reconocimiento a su trayectoria. Por su parte, su esposa, Concepción Gloria de Calderón, dijo: “Es algo muy grato para él, porque ha recordado muchas cosas que ya había olvidado. Estoy muy emocionada porque veo la reacción de él; ha vuelto a la vida, a su campo”.

Calderón, como ganador del Premio Nacional de Cultura 2015, se hizo acreedor de un premio 5 mil dólares, una medalla de oro y un diploma de honor, los cuales serán entregados en un acto oficial presidido por el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, en los primeros días de noviembre.

“Nuestro ganador es un referente nacional e internacional del cine salvadoreño, porque hizo cine en las condiciones más adversas que existían en sus tiempos. Cada una de las obras producidas por David Calderón han inspirado a las diversas generaciones a luchar por sus sueños, a trabajar sin recompensa alguna y a aportar a la industria audiovisual lo mejor de cada uno de nosotros”, detalló el secretario de Cultura de Presidencia.

El cineasta publicó “De vistas y oídas. Radio, Televisión y Cine de El Salvador en un testimonio personal”, en 1998; dirigió la telenovela salvadoreña “Más allá de la angustia”, en 1959; su trabajo también se refleja en anuncios y produjo 150 entregas del noticiero “El Suceso en la pantalla”, en la década de los 70; y fue director de fotografía de la serie “Isabel Dada presenta…”.

Su currículo incluye la fundación de la productora CineSpot, la producción del documental “Izalco, una raza que se extingue”, el cortometraje de ficción “El río de oro”, el largometraje en 35 mm “Pasaporte al mundial” (del partido de fútbol de 1969 en Jamaica, con el que El Salvador clasificó al mundial) y, en ese mismo año, dirigió su reconocida película en 35 mm, “Los Peces fuera del agua”.

El jurado reconoce a Calderón como un pionero de la cinematografía en El Salvador y destaca la visión, osadía e innovación con que desafió los obstáculos de la época y que persisten en la actualidad; el haber estimulado el tejido de la industria audiovisual en el país; así como sus logros relevantes, que han inspirado a generaciones que lo han imitado en el desarrollo de la industria audiovisual en el país.

Asimismo, el jurado plantea que su película “Los Peces Fuera del Agua”, ha marcado una huella en el arte audiovisual en El Salvador y recomiendan sea reconocida como Patrimonio de la Nación, en virtud del impacto cultural e histórico que sigue aún teniendo relevancia nacional y de su lenguaje universal, con lo que se convierte en un referente de la cultura y el arte cinematográfico en el país.

Calderón ha sido un cineasta de la vida. Ha manejado todas las fases de construcción de un filme: la redacción, libretos, casting, fotografía, escenografía, sonido, edición y la distribución. En 1999 fue miembro fundador y presidente de Fundacine, asociación creada para la promoción del cine cultural en El Salvador. Es autor de siete guiones para telenovelas y del texto inédito “La historia de la publicidad en El Salvador”.

En años anteriores, recibió el reconocimiento Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, por el Ministerio de Cultura de Francia (1991) y fue galardonado en Guatemala y España como dramaturgo (primer premio en los Juegos Florales de Centroamérica y Panamá, rama de teatro, con “Oropel” y “Los extraviados”; ganador en los Juegos Florales de San Salvador 1956, rama teatro, con “El sol se puso a las dos”, y el tercer lugar al año siguiente con “Quién juzgará a los jueces”; primer premio en el Certamen de la Sociedad de Beneficencia Española, rama teatro, en 1957, con “Judas”).