En la tercera semana del mes de mayo de 2019, el equipo de trabajo del bibliobús visitó dos departamentos del país: Cuscatlán y Santa Ana. Los lugares fueron el Centro Escolar Eulogia Rivas, de Cojutepeque, y el Colegio Bautista, de Santa Ana.

«Las dinámicas que se realizaron se repiten, pero los lectores son diferentes y los resultados satisfactorios», explican las autoridades de la Biblioteca Nacional Francisco Gavidia (BINAES), que coordina el trabajo del bibliobús.

El automotor transporta bibliografía recientemente donada por el barco Logos Hope, el cual atracó en el país el año pasado, así como literatura infantil donada por la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador, además de otros materiales.

La BINAES destaca que las visitas han sido de beneficio para la niñez de las comunidades visitadas, contribuyendo a aspectos como la comprensión lectora y el vocabulario de los participantes.

El bibliobús es una forma divertida para incentivar a los niños a leer y tener contacto con los libros, la cual es la forma más certera para cultivar su conocimiento.