Con el espectáculo “Música, danza y tradiciones”, el Ballet Folklórico Nacional realizó un homenaje a cuatro de sus miembros que se retiran como bailarines, en el Teatro Nacional de San Salvador, este 4 y 5 de noviembre.

Los cuatro bailarines son Byron Linares, Isabel Hernández, Lizeth Rosales y Nelly Rosales, quienes dejan su huella en cada uno de las danzas que interpreta el elenco folclórico, para las cuales trabajaron y perfeccionaron a lo largo de sus más de 20 años de trayectoria.

Los homenajeados pasarán a desempeñar nuevas funciones en las distintas áreas que componen al Ballet Folklórico Nacional.

“El retiro ha significado todo un duelo, porque después de 22 años la danza trasciende en uno en los momentos más difíciles y cuando uno baila los olvida. Ahora ya lo asimilé, es solamente una transición de lo que uno ha hecho y aprendido, y que lo pondrá en práctica en otra área”, manifestó la bailarina Lizeth Rosales.

Rosales agregó: “El Ballet ha significado tanto porque nos ha acercado a mucha gente, nos ha llevado a pueblos donde el público realmente es honesto y sincero, y se le queda viendo a uno y disfruta; recuerdo esas sonrisas entre el público que se deleitaba con cada presentación y cada paso que hacíamos”.

En el espectáculo, dirigido por el maestro Roberto Navarrete, director del ensamble folclórico, se interpretaron las danzas: “Jeu Jeu”,” Negra Sebastiana”, “Negritos de Cacaopera”, “Emplumados de Cacaopera”, “Tigre y el venado”, “Santo Tingo de Sensembra”, “Los Talcigüines”, “El baile de los chales” y“Los farolitos”, entre otras.

A los cuatro bailarines que se retiraron, se les entregó un diploma de reconocimiento por su trayectoria, labor y aporte cultural al país a través de la danza folclórica.

La codirectora del Ballet Folklórico Nacional, Isabel Hernández, quien a partir de esta fecha deja de bailar con el elenco, expresó: “Durante mucho tiempo solo fui bailarina, me entregué por completo, también he estado como coreógrafa y ahora como codirectora dirigiendo a los bailarines. Para mí es un reto todos días conocer nuevos hechos folclóricos”, y añadió: “Tengo mi carrera académica, pero decidí seguir en la danza. Tuve oportunidades de trabajar en mi área, pero decidí siempre bailar y quedarme aquí”.

PORTADA BALLET F